12 oct. 2016

Sin señal de televisión por falta de pago en predio


Pinotepa Nacional, Oax.- Ejidatarios de la comunidad indígena de Santa María Jicaltepec, informaron que no fueron notificados por la empresa Televisa, para abandonar el predio donde tenían sus instalaciones, así como del incumplimiento del pago de ocho meses de renta. 
Por ello, indican, les fue más fácil cortar la señal de los canales 2 y 5 así como, de manera ilegal, sin autorización del ejido, sacaron sus equipos de las instalaciones, ubicadas en el lugar denominado “Cerro de Jicaltepec”, al norte de esta ciudad de la Costa de Oaxaca.
Lo anterior ha ocasionado que la señal televisiva esté fuera del aire de forma indefinida en todo el distrito de Jamiltepec así como en la zona oriente del estado de Guerrero y parte de los distritos de Juquila y Putla desde el pasado 21 de septiembre del presente, informó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFETEL). 
 Los ejidatarios, señalan, que al percatarse de que la empresa de televisión no acordaba con ellos la renovación del contrato del predio, misma que se venció en diciembre del 2015, convocaron a una reunión el pasado 10 de abril para analizar el por qué del incumplimiento. 
Y es que según, mencionan, desde hace aproximadamente treinta años, que la empresa llegó a esta comunidad, siempre hubo una relación de cordialidad, sin embargo, a principio de este año, notaron que no renovaron el contrato del predio, por lo que, empezaron a comunicarse con la empresa para saber lo que pasaba pero no recibían respuesta alguna. Indican, que fue después de cuatro veces de insistirle a la empresa de televisión más importante del país, que una persona llegó a la comunidad el día 28 de agosto, haciéndose pasar como del área jurídica, “nos dimos cuenta que no era el representante jurídico de Televisa, ya que ellos están allá en México y no se han acercado a nosotros”. 
 Señalan los ejidatarios que, este personaje les informó que, por el momento era imposible pagarles, por lo que le propusieron que negociaran, “le pedimos que nos sentábamos y que lleguemos a un buen acuerdo pero, no se dio el tiempo para ello”. Sin embargo, les manifestó que en un periodo de quince días, tendrían una respuesta a su petición, “esa solución debió llegar entre el 15 y 16 de septiembre, durante la celebración de las fiestas patrias, pero hasta hoy no la tenemos, ni nos han dado la cara” indican los ejidatarios. 
 “Lo que nosotros queremos saber es si la empresa renovará el contrato, ya que, no solo cancelaron los canales abiertos sino que sacaron parte de su equipo de transmisión”, señalaron los ejidatarios. Por ello, en una asamblea el pasado domingo, decidieron cancelar las chapas y puertas del inmueble con la anuencia del Notario Público, con la finalidad de resguardar las pertenencias de la televisora que aún quedan en el predio.
Por: Mario Mendez.