17 nov. 2016

Villoro y Caifanes estremecen la 36 Feria Internacional del Libro de Oaxaca


👉 OAXACA, Oax. (apro).- La literatura del reconocido escritor Juan Villoro y el rock de Caifanes estremecieron al público oaxaqueño que anoche abarrotó el teatro Macedonio Alcalá. En el marco del programa artístico Mientras nos dure el 20, que forma parte de la 36 Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO), se presentó ese espectáculo multidisciplinario donde los músicos Alfonso André, Diego Herrera, Federico Fong y Javier Calderón musicalizaron cada uno de los relatos que componen el libro Tiempo transcurrido, de Villoro, mientras éste leía cada uno. 

 La combinación, a decir de quienes participan en el montaje, sigue los legendarios precedentes de Laurie Anderson, Lou Reed y William S. Burroughs, quienes procuran entender el relato como una canción, es decir, música para ser contada. De esta manera, las letras de Villoro se acompañaron de las melodías compuestas por Herrera, que más allá de mera música incidental, se trata de un tejido sonoro que acompaña el texto entero. En el espectáculo, la voz narrativa cumple el papel de un instrumento más.
El libro en que se basa este espectáculo, Tiempo transcurrido, se compone de 18 crónicas ficticias ambientadas en el México de 1968 a 1985, es decir, del movimiento estudiantil al terremoto que cobró cientos de vidas. La obra es retrato de una generación donde al sonido de la música, los personajes evolucionan entre el jipismo, el punk, la militancia política, el vegetarianismo, la astrología y las discotecas. En su alocución, Villoro explicó el origen del título del libro y espectáculo. 
El primero, dijo, proviene del mensaje en los teléfonos públicos: el “tiempo transcurrido, para continuar deposite sin colgar otra moneda”. Y el segundo de esta acción, “¿te cayó el veinte?”, era la pregunta que surgía para confirmar si la moneda había sido aceptada por el aparato, al que a veces había que golpear. La FILO reúne cada año una serie de espectáculos escénicos y musicales propositivos que invitan a la reflexión, siempre de la mano de los libros y la literatura, con el fin de seguir colocando a Oaxaca y su feria como un referente del arte y la cultura. 
 En Mientras nos dure el veinte se ofrecieron cuatro de estas viñetas: Madona de Guadalupe, sobre una chica que mezcla la sensualidad con el catolicismo; El punk del pedregal, donde un joven millonario descubre que no hay nada más chic que el deterioro; La merienda del Papa, que cuenta sobre un militante político con la oportunidad de envenenar a Juan Pablo II, y Glitter en la colonia Lindavista, donde tres defensores de la alteridad sexual descubren el riesgo de pintarse las uñas de negro.
FUENTE: REVISTA PROCESO.