30 dic. 2016

Causa molestias torneo de basquetbol que organiza Tino García Cisneros en Cuajinicuilapa

Como si no hubieran necesidades en el municipio, critican.

Cuajinicuilapa de Santamaría, Gro. 29 de diciembre de 2016 No hay gobierno en Cuajinicuilapa, aseguran ciudadanos, y el presidente García Cisneros sigue en su fiesta, critican. 
La gran noticia de estos días para los cuileños es: “El gobierno municipal de Cuajinicuilapa, que preside Constantino García Cisneros, se prepara para recibir a jugadores profesionales que participarán en el Primer Torneo de Básquetbol Cuaji 2016”, según anuncian. 
El lunes 26 de diciembre pasado, una camioneta chocó contra un autobús de pasajeros, cerca de Barajillas, localidad de este municipio, con un saldo de una persona muerta y ocho heridas, algunas graves, además de los daños materiales.
La nota de este accidente es que los cuerpos de seguridad pública y protección civil de Cuajinicuilapa no sirvieron para nada, al contrario, entorpecieron las cosas, las volvieron más caóticas; el auxilio provino de instancias externas, coordinadas desde la Cruz Roja local. 
Hay gente que de buenas a primeras quiere culpar a ese personal, pero ellos no deciden esas cosas, ellos son subalternos y no están preparados, no han sido preparados para saber cómo actuar. 
Pero Constantino García Cisneros ha sido insensible, incapaz y tacaño que ni siquiera ha mandado al personal de Seguridad Pública, de Protección Civil y de Tránsito, cuando menos, a capacitarse para saber cómo actuar en ese tipo de contingencias y en otras más. 
Prefiere gastarse el dinero en dar espectáculo a la población, y que le aplaudan, y en dar despensas, en anunciar que encontraron huesos fósiles –aunque no tenga ni idea de lo que habla– antes que asumir su primer responsabilidad: brindar seguridad a la población. 
El personal de esas dependencias no actúa por sí, si ni siquiera le han pagado su aguinaldo completo a muchos de ellos –obligación constitucional–, mandarlos a capacitarse parece como imposible; es decir, es doble el agravio: les roban su aguinaldo –y al que no le guste, que se vaya, truena, el presidente– y, como dice el dicho, los mandan a la guerra sin fusil. 
Pero el presidente –como un gran payaso que sólo buscara el aplauso fácil y la sonrisa de la gente– se empeña en dar espectáculos, no en dar seguridad ni atender los problemas del pueblo. No tenemos gobierno, se quejan. 
El presidente responde: “29 y 30 de Diciembre, Solo en Cuaji!! Disfruta de unas vacaciones en el Mejor Basquetbol! Con Jugadores Nacionales e Internacionales, Porristas, Batucada y Diversión Familiar!”. 
Como un merolico, el presidente García Cisneros ofrece ilusiones baratas. 
¿Cree que puede competir con el nivel de los torneos de Ometepec y de Pinotepa Nacional, que se realizan en estos días? 
No tan baratas, aseguran, pues el chistecito le costará al municipio cientos de miles de pesos, de esos que dicen que no tienen, pues un tiempo se quejó amargamente Tino que estaban en la quiebra. Ahora, a los deportistas frasteros, de “de talla nacional e internacional” –presumen, como si los de Cuajinicuilapa fuesen deportistas de segunda–, el Ayuntamiento les pagará comida, hospedaje y jugosos premios, dicen ciudadanos y uno que otro basquetbolista local. 
Y a la mejor a los ganadores también les pagan ‘la peda’, con eso de que el presidente anda de muy dinero fácil para ellos… además de que a su equipo cercano le gusta ‘hacer choco’ cada vez que tienen fiesta… Equipos foráneos, de los cuales se destaca que traen jugadores de Estados Unidos. 
Jugadores de Cuajinicuilapa dicen que ya ni se quejan, que a ellos los ven menos, como siempre, que las autoridades prefieren ofrecer el espectáculo antes que promover el deporte, la exhibición de esos presuntos profesionales, antes que la convivencia de los deportistas locales. 
Hubiera estado bien un torneo regional, dice un jugador. Pero Tino García ni siquiera tiene el discurso de los gobiernos estatal y federal: utilizar el deporte para restablecer el dañado tejido social; como si Cuajinicuilapa fuera ajeno a esos hechos.
 El costo de la plancha de cemento que echaron en la plaza de toros donde se realizará el ‘primer torneo’ asciende a unos 70 mil pesos, sin contar el costo del cemento, el cual salió de Obras Públicas, por supuesto. 
Además, los premios que se entregarán a los tres primeros lugares ascienden a 60 mil pesos. 
Y hay que sumarle el costo de la renta de la duela plástica. No hay, dinero, se ha quejado un día sí y otro también el Maestro en Ciencias. Hay escuelas a las que no les ha invertido ni 10 mil pesos, como la IMA sección Uno, y las ‘obritas’ que hizo son de tan mala calidad que no se las recibieron. Pero ahora nos dicen que ¡gratis! se puede disfrutar partidos de basquetbol. 
En Cuajinicuilapa hay inseguridad, asaltos y robos, abigeato, riñas colectivas, desabasto de agua, mala recolección de basura, calles en mal estado, falta de drenaje y electricidad e iluminación,,, etc., pero para ello no hay dinero, para los espectáculos, sí. Alguien dice que eso que nos ofrecen ‘gratis’ nos va a salir caro. 
El grupo del presidente, fue a ‘supervisar’ la colocación de la duela y otros detalles, les hicieron un video y lo ‘colgaron’ en la red… es decir, hay que promocionarse con los recursos públicos, pues. “Es por Cuaji, un gobierno con desTINO”.
Vía:  Eduardo Añorve/ Trinchera desde Cuaji.