30 ene. 2017

Insiste Iglesia en tomar control de El Pedimento, Juquila, ante violencia de comuneros


Oaxaca.- A 30 años de que delincuentes despojaron a la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca de la Capilla de "El Pedimento", perteneciente a Santa Catarina Juquila, el Estado ha asumido una actitud omisa para restituir ese centro de oración a las autoridades eclesiásticas, informó el sacerdote Wilfrido Mayrén Peláez. 
 El apoderado legal de la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca, explicó que la capilla de "El Pedimento" fue construida por esta institución, y su administración le corresponde de acuerdo a la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público. Expresó que la autoridad agraria que administra actualmente los ingresos económicos que aportan los miles de fieles que acuden a ese sitio, está cometiendo diversos delitos. 

 Primero, porque los comuneros explotan como negocio particular un inmueble de la Iglesia Católica; segundo, porque hacen uso de armamento de alto poder durante sus guardias en ese centro de oración, y tercero, porque evaden el fisco al no declarar los ingresos que se generan de las aportaciones voluntarias de los miles de feligreses. 
 Hizo notar que por disposicion federal, todas las parroquias entregan informes mensuales de sus ingresos y egresos. Eso no sucede con quienes ilegalmente controlan "El Pedimento". Recordó que en marzo de 2015, la administración ilegal de "El pedimento" generó una agresión armada con un saldo de un muerto y al menos tres heridos. 
 El sacerdote agregó que aun cuando se trata de un caso muy delicado, las autoridades federales y estatales han asumido una actitud omisa. La única ocasión que el gobierno federal dio señal de interés en resolver este problema, fue durante el encargo de Carlos María Abascal Carranza, como Secretario de Gobernación del ex presidente Vicente Fox. 
 El sacerdote Mayrén Pelaez, abundó que hace treinta años cuando delincuentes se apoderaron de "El Pedimento" amenazaron al sacerdote Cornelio Bourguet, responsable del centro de oración, quien por seguridad tuvo que retirarse del lugar. Señaló que la Arquidiócesis de Oaxaca está en el ánimo de que la legalidad vuelva y por ello, durante el sexenio pasado estuvimos insistiendo para que se generaran condiciones y en cumplimiento a la ley, interviniera para la restitución de ese bien inmueble a las autoridades eclesiásticas.