12 ene. 2017

Repunta violencia contra derechos políticos de mujeres en Oaxaca


Las presidentas muncipales, síndicas y regidoras de Hacienda, son las principales victimas de violencia política. En el reciente relevo de autoridades se documentaron 5 casos cuyas mujeres acudieron a instancias como el Tribunal Estatal Electoral (TEE) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), para la protección de sus derechos políticos. “No nos quieren en donde se definen los recursos, no nos quieren en donde se toman las decisiones que marcan y definen la ruta de una administración”, enfatizó la presidenta del Colectivo por la Ciudadanía de las Mujeres, Anabel López Sánchez. 

 El pasado 1 de enero, al menos tres de las 38 presidentas municipales electas en Oaxaca y que tomaron posesión a su cargo fueron amenazadas de muerte e intimidadas por parte de sus verdugos, regidores y concejales hombres. Los casos de Irma Aguilar Raymundo, alcaldesa de San Pedro Atoyac y el de la síndica procuradora, Yareli Cariño López son sólo dos de las historias de mujeres vulneradas en sus derechos políticos. 
En ambas situaciones los hombres de la comunidad e integrantes del Cabildo les impiden ejercer el puesto para el que resultaron electas en las votaciones del 5 de junio de 2016. Días antes del relevo de autoridades, Itaisa López Galvan, primera mujer electa como presidenta municipal en Eloxochixtlán de Flores Magón, también fue victima de amenazas, en las que se llegó a implicar a miembros de su familia. 50% de las mujeres no terminó el cargo 
 En Oaxaca, el año pasado, 40 candidatas a síndicas resultaron ganadoras, de ellas sólo 20 pudieron culminar con su encomienda. Mayormente los casos de violencia política se concentran en la región de la Mixteca y en la Sierra Sur, destaca el Colectivo. 
Este año, de 570 municipios, 38 serán gobernados por mujeres. “Es importante que las instituciones políticas, el Gobierno del Estado, los partidos y el Gobierno federal asuman con responsabilidad el generar garantías para que las mujeres desempeñen sus derechos políticos”, indicó la también ex titular del Instituto de la Mujer Oaxaqueña (IMO), Anabel López Sánchez. 
 La defensora de las mujeres, advirtió que es necesario que se agilice de manera inmediata la protección a las mujeres activas en la vida política, toda vez que en noviembre de este año se abre un nuevo proceso electoral. Informó que de 2015 a 2016 la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) atendió 141 denuncias de misoginia en las campañas y luego de darse a conocer los resultados. “Es fundamental que las instituciones acompañen la participación política de las mujeres para que se generen garantías de seguridad y protección a sus derechos”.