9 feb. 2017

Hay emergencia por sequía en Oaxaca: Conagua


La sequía que enfrenta Oaxaca y se ve reflejada en el bajo nivel de almacenamiento en la presa Benito Juárez, ubicada en el municipio de Jalapa del Marqués, región del Istmo de Tehuantepec, coloca a la entidad en un nivel de crisis de agua nunca antes visto, incluso comparable con lo que ocurre en los estados del norte del país. “Son condiciones extremas que en otras regiones del país son comunes y en el caso de Oaxaca ya alcanza a lo que históricamente nunca se había presentado, pero el cambio climático y la deforestación está pegando en esta región. 

Creíamos que era imposible llegar a esto pero vemos que la realidad ya nos alcanzó”, señaló el director general del Organismo de Cuenca Pacífico Sur de Conagua en Oaxaca, César Lagarda Lagarda. La presa Benito Juárez, apenas alcanza 16 por ciento de almacenamiento, abastece al principal distrito de riego, el 019 del que dependen 44 mil hectáreas de cultivos y 7 mil 358 usuarios, informó la dependencia. Lagarda Lagarda, ex titular de la Conagua organismo cuenca del noroeste que abarca los 72 municipios del Estado de Sonora y siete del centro-occidentales de Chihuahua, lugares consideradas en condiciones extremas por falta de agua, indicó que el bajo nivel de la presa tiene su origen en tres años consecutivos de sequía extrema en aquella zona. 
 Para enfrentar los meses que restan para el inicio de la temporada de lluvias, la Conagua estableció un plan emergente. “Nos ha puesto en alerta porque contra la naturaleza no se puede hacer nada; no obstante, estamos tomando medidas junto con los usuarios agrícolas de esa región para tratar de minimizar el impacto negativo al momento en que se seque al cien por ciento y comience a recuperarse con las lluvias de este año”, declaró. 
El plan emergente delineado por la Conagua proyecta el bombeo hacia las zonas más críticas debido a su elevación y lejanía. El equipo de bombeo ya se encuentra en la zona. Paralelamente se analiza la perforación de 700 pozos noria en las parcelas de los usuarios para sobrellevar la temporada en tanto comienzan las primeras lluvias estimadas para mayo o junio. 
 En una semana cierran el riego Lagarda Lagarda precisó que la presa cerrará las compuertas de riego el próximo 15 de febrero. Será en ese momento cuando se pongan en operación los pozos noria para el rescate de la siembra. “Estas acciones se tienen que aplicar. No hay alternativa porque dependemos de lo que diga la naturaleza (…) Es la primera vez que hay una sequía tan severa. Esperemos que lo más pronto posible pase, que este episodio quede en la historia”, expuso.
Fuente: Noticias de Oaxaca.