20 feb. 2017

Liderazgo.


Los verdaderos gobernantes
apenas son conocidos por sus seguidores.
Cerca de ellos se encuentran los lideres
que la gente conoce y admira;
después de estos, aquellos a los que temen;
después de estos, aquellos a los que desprecian.
No dar confianza
es no recibir confienza.
Cuando se hace bien el trabajo,
sin alboroto ni ostentación,
la gente corriente dice:
<<¡Oh, lo hemos hecho!>>.
Laozi
(VI a.C.)

Laozi ( También conocido como Lao Tse o Lao Tzu), filosofo chino, escribió el Tao Te Ching, que significa <>. Es la base de la practica religiosa del taoismo.

Con frecuencia me sorprende ver cuántos políticos contemporáneos se refieren a si mismo como <>, por el simple hecho de ocupar un cargo oficial. Si repasamos la historia, es evidente que los que ocupan cargos políticos rara vez han sido los que han producido los cambios. Por ejemplo. ¿Quienes fueron los líderes del renacimiento? ¿fueron los alcaldes, gobernadores y presidentes de las capitales europeas? Por supuesto que no.
Los líderes fueron los artistas, escritores y músicos que escucharon a sus corazones y espíritus y expresaron lo que oían, conduciendo a los demás a descubrir la voz que también vibraba en su interior. Al final el mundo entero escucho con una nueva conciencia, que fue la responsable del triunfo de la dignidad humana sobre la tiranía. Los verdaderos líderes rara vez poseen un titulo.
Piensa porque títulos se te conoce y como intentas vivir conforme a los mismos. Puedes tener el titulo de padre o de madre, que es una tremenda responsabilidad. Cuando tus hijos busquen  tu consejo porque te ven como el cabeza de familia, ten presente  que lo que realmente deseas es que ellos puedan decir << lo he hecho yo solo>>, en lugar de darte el mérito a ti.
Trata de ensalzar tus cualidades de líder estando siempre alerta para no caer en el pensamiento erróneo de que los títulos te convierten en líder. Los verdaderos  dirigentes no son conocidos por sus títulos. ¡Es el ego quien necesita títulos!
Ayudar a los ademas a covertirse en líderes, mientras ejercitas en ti mismo las verdaderas cualidades del liderazgo, implica hacer un gran esfuerzo para frenar la influencia del ego. Los líderes disfrutan de la confianza de los demás, que es muy distinto a gozar de los privilegios, los halagos y el poder que el ego insiste en que son signos del liderazgo. Para recibir confianza has de dar confianza.
Observa las veces que insistes en que los demás hagan las cosas a tu manera. Laozi nos dice que un líder con esta actitud es el menos eficaz y el más despreciado. Tu estilo de mando te hará decir frases amenazadoras, como <>. Laozi nos dice que los gobernantes que se apoyan en el miedo no están calificados para gobernar. El líder cuya motivación es suscitar la admiración, según Laozi tampoco es un maestro en gobernar. Los que siguen este estilo dirían << Te daré una recompensa si haces esto como yo quiero>>.
El verdadero líder actúa de tal manera que casi pasa desapercibido en todo el proceso. Este líder da confianza y ánimo y sabe felicitar a los demás cuando encuentran su propio camino.
Cuando nuestros legisladores nos dicen del miedo qué es lo que necesitamos, emplean la táctica del miedo para predecir terribles consecuencias o tratan  de que actuemos inducidos por admiración hacia ellos, no son verdaderos líderes. Para ser un verdadero líder se ha de permanecer en silencio y escuchar cómo el pueblo dice: <>
Lo mismo sucede contigo. Para ser un verdadero líder en tu vida y en la de los demás, reprimir la necesidad de reconocimiento. Guia sin poner trabas, dando confianza siempre que puedas. Sonríe gentilmente al deseo de fama de tu ego y reconoce en silencio tu verdadero liderazgo cuando oigas decir a los demás: <<¡Oh, si, lo hemos hecho nosotros!>>. A continuación apunto algunas sugerencias para aplicar la sabiduría de Laozi:
-Antes de actuar, detente y preguntate si lo que vas a decir suscitara odio, temor, admiración o autoconciencia. 
Elige fomentar la autoconciencia.
-Actúa sobre tu deseo de ser un verdadero líder siendo eficaz de la forma más silenciosa posible. ¡Descubre a alguien que hace algo bien!
-Sé consciente de que el ego será quien te insinúe que eres un fracaso. En un lugar de verte como un fracaso porque no recibes reconocimiento alguno, recuerdate que has triunfado como líder y afablemente haz de saber tu ego que esta en forma de tener éxito como dirigente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario