17 feb. 2017

Marchan y vandalizan por dinero 300 organizaciones sociales de Oaxaca


Mediodía de jueves. Centro Histórico de la capital: gritos contra la madre, ruido de bocinas, infierno vehicular por tráfico congestionado. ¿El motivo? Enésima organización “social” que cerró calles para presionar al gobierno a un diálogo y a que atienda su “pliego petitorio” entregado hace cuatro meses. Fue el caso de Súmate, del Partido del Trabajo, uno de los más de 300 membretes que ahorcan la entidad cotidianamente con bloqueos, marchas, plantones, y que pronto podrían abanderar una “huelga”, en caso de no verse cumplidas sus exigencias. 
 Es el drama cotidiano en la entidad desde hace una década.
Gremios que provienen lo mismo del PRI que del PT o del PRD o de Movimiento de Renovación Nacional (Morena), o del magisterio. Grupos que sangran de 30 hasta 200 millones de pesos cada uno, “para obras sociales” en las comunidades que dicen liderar. Los más activos: 80 De acuerdo con fuentes de la Secretaría General de Gobierno, de los 300 grupos, son cerca de 80 los más activos, que cierran carreteras o calles; marchan o vandalizan periódicamente por su causa: el dinero. 
 Cabe recordar que a mediados del año pasado se dieron a conocer documentos, presuntamente filtrados por el ex funcionario Juan José Benítez Hinojosa, en que se detalló que desde el primer año del gobierno de Gabino Cué, se daba anualmente aproximadamente 325 millones de pesos a unas 50 organizaciones. Entre los más beneficiados se encontraban el MULT, Codeci y FALP. Priistas siguen El más reciente caso de protesta fue el de Antorcha Campesina, que en el sexenio anterior mantuvo un “plantón” por más de medio año en el corredor exterior del Palacio de Gobierno para exigir solución al conflicto agrario entre San Juan Mixtepec y Santo Domingo Yosoñama. 
 Perredistas también Entre las muchas organizaciones que simpatizan con el PRD se encuentra el Frente Amplio de Lucha Popular (FALP), que el pasado 7 de febrero efectuó una marcha masiva en la capital y el día 13 del mismo mes su dirigencia, encabezada por Gervasio García, fue recibida por el gobernador Alejandro Murat para entregar su “pliego petitorio”. 
 El ex diputado Jesús López Rodríguez se escindió de dicha agrupación a finales de 2014 y formó su propio Frente Democrático Popular, con el cual también exige recursos financieros para obras, principalmente en la región Mixteca. Una de las primeras organizaciones de izquierda, con mayor presencia en la región del Istmo de Tehuantepec, fue la Coalición Obrero Campesina Estudiantil del Istmo (COCEI), y uno de sus fundadores fue Héctor Sánchez López, cuya hermana, Gloria, es actualmente presidenta municipal de Juchitán. 
 La agrupación, ahora con los mismos vicios del PRI, se dividió en distintas fracciones, una de las cuales encabeza Roberto López Rosado y con el que la alcaldesa juchiteca sostuvo un conflicto al inicio de la semana por la problemática con vendedores ambulantes. Prácticamente cada uno de los dirigentes o ex dirigentes de la COCEI tiene su propia organización social en la zona.
 Triquis y morenistas 
 Ahora simpatizantes del Movimiento de Regeneración Nacional y en ocasiones con el Partido Unidad Popular, el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) ha tenido al menos tres divisiones, otrora poderosa organización fundada por Heriberto Pazos Ortiz. La actual MULT-PUP, que encabeza Rufino Merino Zaragoza; (Asamblea de Pueblos Indígenas) API-MULT, de Uriel Díaz Caballero, y más recientemente la “23 de Octubre”, de Alejandro Escobar Sánchez y Saúl Pazos, hijo del finado líder, que demostró su “músculo” el 25 de enero, al cerrar diversas vialidades en la entidad, además de la Ciudad Administrativa. 
 En la región triqui permanecen las antagónicas agrupaciones, MULTI y la Unión de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort). Comuna Oaxaca, que encabeza Flavio Sosa Villavicencio, César Mateos y Efraín Alinarez, han protagonizado movilizaciones y se han inmiscuido en la defensa de comunidades, como es el caso de Santa María del Mar, San Agustín de las Juntas y San Sebastián Nopalera. 
 Las magisteriales 
 El Frente Amplio de Comunidades Marginadas del Estado de Oaxaca (FACMEO) es una de las muchas agrupaciones cobijadas por la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación; el 25 de diciembre de 2011 fue asesinado a balazos su dirigente, Rafael Rodríguez. 
 De hecho, la mayoría de las agrupaciones, incluso priistas, tienen en sus representaciones a maestros que forman parte de la gremial; uno de los líderes natos, discreto, es el profesor Germán Mendoza Nube, fundador del FPR. Otro es Macario Otalo Padilla, que encabeza actualmente el Frente Popular Revolucionario (FPR), que ha tenido también dos divisiones, una de las cuales es “Sol Rojo” y otras es el Frente Popular “14 de Junio”. Aunque no ligada directamente al magisterio, “Lubizha” se manifestó recientemente en la capital para exigir 50 millones de pesos para sus afiliados; para ello, cerró la gasolinera Fonapás el 8 de febrero. 
 Otra agrupación, caracterizada por su violencia es el Comité de Defensa de los Derechos Indígenas (Codedi), con Abraham Ramírez a la cabeza, que cada vez que se moviliza, pone a temblar a funcionarios y corporaciones policiacas; su mayor presencia la tiene en la Costa. 
 En la Cuenca tiene su importancia el Comité de Defensa de Derechos Ciudadanos (Codeci), que de la misma manera cierra carreteras que “toma” casetas de cobro y autobuses para movilizarse. La lista de organizaciones sociales es larga y cada vez surgen más; en lo que va del actual sexenio, al día se reporta un promedio de dos movilizaciones, pese a que el Gobernador del Estado ha pregonado que Oaxaca goza de paz y tranquilidad.
VIA NOTICIAS DE OAXACA.