14 mar. 2017

“100 días de promesas incumplidas”: Fracción Parlamentaria del PRD


Oaxaca.- En los primeros 100 días de un gobierno se sientan las bases de la ruta que tendrá para generar beneficios para la sociedad. En el caso del actual gobierno estatal, éste no tiene rumbo, no se tienen bases sólidas, por lo que está reprobado ante las y los oaxaqueños. 
Esta administración se ha caracterizado por su ineficacia y falta de resultados, pues no ha generado ningún cambio en beneficio de la gente. Ha sido ineficaz para cumplir las pretensiones que señaló el Gobernador cuando al inicio de su mandato afirmaba que se hablaría del “milagro oaxaqueño” y prometía que “vamos a ser referente en el país". Nada de eso se ha cumplido y es obvio que las promesas de campaña están rebasadas por la realidad, al grado que no se ha hecho el anuncio de una obra importante. 

El gabinete está conformado por “juniors” y “yuppies” que carecen de oficio político y que no tienen la menor idea de lo que Oaxaca requiere. No hay espíritu de cuerpo, hay dispersión y se adelantaron en la perfilación de posibles candidatos para el proceso electoral del próximo año. 
Es más que evidente, el gabinete no está funcionando y sólo le provoca problemas al Gobernador. Si bien la Ley Estatal de Planeación establece que el titular del poder Ejecutivo tiene seis meses para presentar el Plan Estatal de Desarrollo, es un mal inicio y una mala señal que a 100 días de gobierno, ni siquiera se conozcan los ejes rectores y se desaproveche la oportunidad de que en este tiempo por lo menos la propuesta llegara al Congreso. 
También es una mala señal, que el Ejecutivo ignore las resoluciones del Poder Legislativo, que ha aprobado 32 exhortos al Poder Ejecutivo y sus dependencias, solicitando en su mayor parte información referente a sus atribuciones, sin que a la fecha les haya dado respuesta. 
Es lamentable tener un Poder Ejecutivo que no escucha al Congreso. Hay un desencanto evidente por la incapacidad de conducir al gobierno estatal, como se acredita en los siguientes hechos: 
*Conflictos sociales y políticos: No se ha reducido el nivel de conflictividad social y política, por el contrario, hay la sensación ciudadana que ha aumentado pues los bloqueos, marchas y movilizaciones son el pan de cada día. 
Como muestra un botón: el enfrentamiento entre pobladores de San Pedro Mixtepec y Colotepec, con el resultado de una persona fallecida y con el agravante del uso de armas de fuego, que representa una afrenta a la autoridad. 
 Por otra parte, se siguen asesinado a líderes sociales y políticos, destacando los asesinatos del presidente municipal de Ocotlán de Morelos, José Villanueva Rodríguez y del dirigente regional de Morena en la Cañada y ex presidente municipal de San Andrés Huaxpaltepec. 
En el caso de los conflictos municipales, por falta de atención oportuna, se han incrementado y se han salido de control, como el enfrentamiento en San Raymundo Jalpan, sede del Poder Legislativo, en donde sus pobladores se disputan el gobierno municipal. 
*Seguridad Pública: Es preocupante que a 100 días de gobierno, el clima de inseguridad y violencia haya aumentado de manera grave. Las estadísticas, más que cifras reflejan el grado de inseguridad al que se exponen las y los oaxaqueños, pues de acuerdo al Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, en Oaxaca han aumentado los homicidios dolosos en un 33%, mientras que los secuestros se han incrementado en un 14%. 
*Salud: Aunque el 6 de diciembre se anunció el programa de unidades móviles con servicios sociales y de salud, el programa no está en operación; mientras que su titular fue acusada el 3 de enero por presuntos actos de corrupción y asignar compensaciones a funcionarios y “asesores” inhabilitados. 
*Cultura. Destaca el despido de músicos de la Orquesta Sinfónica de Oaxaca en los primeros días de enero y, en febrero, la cancelación de compra de periódicos para la Hemeroteca Pública. Además, es inaceptable la ocurrencia de, sin el mínimo respeto a los símbolos de nuestros pueblos, haber entregado como muestra de pleitesía a funcionarios federales un inventado “bastón de mando cultural” 
*Educación. En campaña, Alejandro Murat prometió dotar a los estudiantes de becas de transporte y de estudios, desde la primaria hasta los estudios universitarios; ampliar el programa de uniformes gratuitos e instaurar un programa de universidad a distancia, con internet y electrificación para que los oaxaqueños de las comunidades alejadas tengan acceso a educación superior, y hasta ahora no hay un solo indicio, ni un anuncio ni referencia de que se cumplirá. 
*Economía. No se están generando los empleos necesarios, ni hay un ambiente que atraiga inversiones, ni se está mejorando la infraestructura pública o productiva. Aunque, gracias a las distintas fuerzas en el Congreso Federal, Oaxaca volvió a contar con un presupuesto histórico, no se ven los beneficios concretos. Oaxaca no está en una ruta de resultados ni de prosperidad. 
Aún hay tiempo para corregir el rumbo, pero ello requiere que el gobierno de la entidad reoriente sus prioridades, que escuche y ponga en primer lugar el bienestar de la sociedad. 
La Fracción Parlamentaria del PRD en el Congreso del Estado, expresa su preocupación por el desperdicio de los primeros 100 días de gobierno y seguirá señalando las acciones y omisiones que sólo evidencian el menosprecio a las urgentes necesidades sociales. 
Oaxaca necesita acciones para salir adelante como una entidad orgullosa de sus raíces y con visión de futuro pero partiendo de una premisa fundamental: El gobierno no es para servirse de él, es para servirle a la gente. Ante estos 100 días perdidos, es importante enderezar el rumbo, por lo que desde el Congreso del Estado, las y los diputados del PRD, presentaremos alternativas para ello. 
Atentamente: 
Dip. Carol Antonio Altamirano 
Dip. Horacio Antonio Mendoza 
Dip. Alejandro Aparicio Santiago 
Dip. Eva Diego Cruz 
Dip. Paola Gutiérrez Galindo 
Dip. Silvia Flores Peña 
Dip. Tomás Basaldú Gutiérrez 
Dip. Toribio López Sánchez

No hay comentarios.:

Publicar un comentario