2 mar. 2017

Acusan a Marina de desaparecer a oaxaqueños


CIUDAD DE MÉXICO.- En medio de la discusión de la Ley de Seguridad Interior, elementos de la Marina son acusados de ejecutar a dos civiles y desaparecer a tres más en el Puerto de Veracruz, apenas en enero pasado. 
 El caso ya fue presentado por las organizaciones Ideas y el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia ante el Comité Contra la Desaparición Forzada de la ONU. El organismo internacional ya emitió una petición de acción urgente al Estado mexicano, en la que pide realizar todas las medidas necesarias para localizar a las víctimas y dicta medidas cautelares para sus parientes.

 Los hechos 
 El caso comenzó cuando la familia Ramírez Bravo y algunos amigos, originarios de Huajuapan de León, Oaxaca, decidieron pasar el Año Nuevo en la ciudad de Veracruz, a la que llegaron el 30 de diciembre. En total fueron 20 personas, entre adultos y menores. 
Una parte viajó en dos camionetas, la otra los alcanzó en el puerto. Tenían la intención de regresar a Huajuapan el 5 de enero, pero se intensificaron las protestas por el gasolinazo. Los hermanos Jaciel Ramírez Ramírez, Levi Ramírez Ramírez y Rafael Ramírez Bravo, junto con su primo Hugo Ramírez Bravo y Luis Ortega, un amigo de la familia, decidieron verificar si las carreteras estaban cerradas y ponerle gasolina a una de las camionetas, una Escalade, Cadillac, 2008. Al cabo de un rato, el padre de Levi le marcó para saber cómo estaban. Contestó que se encontraban cerca. 
Jamás regresaron. Hora y media después de la llamada, una de las mujeres que se quedaron en el hotel se enteró de la tragedia. En su celular vio la nota de un medio local. En la foto, uno de sus familiares tirado boca abajo, muerto; al fondo dos patrullas municipales con marinos, aparentemente sometiendo a otra persona, en una gasolinera. Estaba claro que Hugo, de 35 años, era el muerto. 
El cuerpo sin vida de Luis, de 26 años, apareció unas cuadras más lejos, frente al jardín de una casa. A Jaciel, quien en el 3 de febrero cumplió 18 años; a Levi y a Rafael, de 28 años, no se les ha vuelto a ver, aunque sus familiares acusan que los tiene la Marina. La denuncia Ángela Ramírez –madre de Levi, Jaciel y Hugo–, y su hermano Miguel –padre de Rafael– acudieron al lugar de los hechos, pero encontraron nada. "Cuando llegamos ya estaba el de la funeraria. Me quise bajar y me dice: 'los cuerpos ya se los llevaron, no se baje, aquí está caliente la cosa'", recuerda Ángela, quien después identificó los cuerpos. "(El de la funeraria) me llevó a la Fiscalía por las actas de defunción". 
 En la Fiscalía de Veracruz presentaron denuncias por homicidio y por la desaparición, a pesar de que el Ministerio Público se negó en un inicio. Después de sepultar a Hugo en Huajuapan, Ángela regresó a Veracruz para buscar a sus otros hijos y a su sobrino. Acudió junto con su abogado a El Penalito, donde asegura que un marino les confirmó que los jóvenes estaban ahí recluidos. La camioneta apareció en un corralón también a cargo de la Marina, a pesar de que días antes buscaron ahí mismo y lo habían negado. El vehículo fue sometido a peritajes, pero no tiene ninguna huella.
AGENCIA REFORMA.