27 abr. 2017

La radiodifusora XEJAM La Voz de la Costa Chica está de manteles largos


Santiago Jamiltepec.- Con Las Mañanitas, exposición artesanal, encuentro de música y danzas indígenas y negras, el próximo 4 de mayo, la radiodifusora XEJAM La Voz de la Costa Chica de esta población costeña, festeja a lo grande sus 23 años al servicio de los pueblos chatinos, mixtecos, amuzgos y afrodescendientes. Hablar de La Voz de la Costa Chica es hablar de 23 años de tiempo y compromiso social con las comunidades indígenas. 

 Es hablar de una radio pública en donde los amuzgos, mixtecos, chatinos, zapotecos y afromexicanos, todos por igual, tienen un lugar muy especial. Es hablar de un encuentro y diálogo de la pluralidad cultural y de pensamiento. Y es ante todo hablar de libertad, de ser cada quien como quiere ser. La radio llegó hace 23 años como el más extraordinario aparato de comunicación e información para los pueblos indígenas de la Costa Chica y Sierra Sur de Oaxaca, bajo el lema Una voz para todos. Llegó para poner al radioescucha en relación con los otros. Surgió la gran posibilidad de hacer hablar al oyente. 
 Uno de los antecedentes para la creación de la emisora, fue la solicitud presentada por Joel Merino Vásquez, presidente de la Organización de Profesionistas y Empleados Federales Asociación Civil (OPEFAC) de Santiago Jamiltepec al director del Centro Coordinador de la Mixteca de la Costa, Leopoldo Meyer Mendoza, firmada el 13 de septiembre de 1991, solicitud que se canalizó a las oficinas generales y prosperó al siguiente año, por un lado por el interés comunitario manifiesto a través de la solicitud presentada para contar con un medio de comunicación propio, y por el otro, porque el Sistema de Radiodifusoras Culturales Indigenistas se encontraba en un proceso de crecimiento, para contribuir al desarrollo cultural y social de las comunidades indígenas. 
 La edificación de la XEJAM inició el 1 de enero de 1992 y se terminó el 15 de diciembre de 1993, en donde el gobierno federal realizó la inversión de 1 millón 717 mil nuevos pesos, recursos provenientes del Programa Nacional de Solidaridad y supervisados por el entonces Instituto Nacional Indigenista (INI), siendo director general Arturo Warman. 
 La Voz de la Costa Chica lanzó por primera vez al aire las transmisiones de prueba el 9 de diciembre de 1993. Durante el primer semestre de 1994 se dedicó a la experimentación técnica, de enero a marzo sólo transmitió tres horas diarias y de abril a junio se aumentó a cinco horas al día, lo que permitió consolidar, enriquecer y actualizar sus contenidos de programación. 
Así, los locutores transmitieron los primeros meses con mucho nerviosismo, pero al mismo tiempo con mucho entusiasmo. Del año 1994 al 2005 La Voz de la Costa Chica transmitió con 5 mil watts de potencia efectiva, en el 1260 de amplitud modulada, a partir del 27 de enero de 2006 mejoraron la calidad de la señal, con el aumento a 10 mil watts de potencia, lo que les permitió, "llegar más lejos para estar más cerca de ti". Gracias a las nuevas tecnologías de la información y comunicación, la XEJAM llega prácticamente a todas partes, llevando así la voz de los indígenas a todo el mundo, gracias al lanzamiento de su señal por Internet, que sirve como puente entre las regiones y los connacionales que viven en otras latitudes, siendo un logro importante en el mes de febrero de 2009. 
 "A 23 años de distancia, estamos avanzando en la mejora de la calidad técnica, pero sabedores de que la radio está en constante movimiento, nos preparamos y trabajamos muy fuerte para mejorar la calidad de los contenidos de la programación, para enfrentar los retos del futuro inmediato, esos que plantea la convergencia tecnológica y que llevará a la emisora a integrarse a la era digital y a rediseñar sus contenidos y sus propuestas", señaló el responsable de la emisora Luis Santos Alderete. Aún dentro de la diversidad de formatos que las nuevas tecnologías favorecen, La Voz de la Costa Chica seguirá siendo distinta, seguirá procurando y preparando una oferta radiofónica basada en su compromiso con las comunidades indígenas y fiel a su vocación cultural, seguirá con la creatividad, el entusiasmo y la originalidad para ponerla a la altura de los retos del mundo actual. 
 Asimismo presta sus servicios comunitarios de avisos y mensajes diversos que intenta superar las barreras geográficas y la insuficiencia de sistemas regionales de comunicación, proporcionando información sobre aspectos de interés para las comunidades y pueblos indígenas, con el fin de contribuir a la mejor comprensión de su entorno y ubicación nacional. 
 La producción y realización de contenidos son el eje conductor que da integración, coherencia y sentido a la misión de toda emisora de radio. En el caso de la XEJAM, uno de los retos más importantes desde su origen fue presentar programas diferentes y alternativos. 
 De esta forma, La Voz de la Costa Chica cumple 23 años al servicio de los pueblos y comunidades indígenas de la región. A 23 años, XEJAM se afianza en la vida cotidiana del radio-participante, rompiendo el silencio. Por eso aquí y ahora "La voz es nuestra, de todos la palabra".