12 may. 2017

Congelan recursos a Lo de Soto


En un hecho que define como una venganza política, la alcaldesa de San Juan Bautista Lo de Soto, Samantha Caballero Melo, acusó que congelaron las participaciones de cinco meses que le corresponden a ese municipio. Por ello, la presidenta municipal solicitó ayer la intervención del Secretario General de Gobierno, responsable de la política interna del gobierno estatal.
"Por esa razón les adeudamos salarios a todos los empleados municipales, incluyendo a nuestros policías--hoy siete porque tres renunciaron--señaló la alcaldesa también madre de dos hijos".
Precisó: "la Secretaría de Finanzas del gobierno estatal está actuando con criterios inconstitucionales, porque la Sala Regional del Tribunal Electoral Federal con sede en Xalapa, confirmó mi triunfo como presidenta municipal, el pasado 27 de abril". Con ello, "la Sala Xalapa, confirma la sentencia a mi favor inicialmente emitida por el Tribunal Estatal Electoral que, con fecha 24 de marzo validó mi triunfo, además de que reconoció que se ejerció en mi contra violencia política", apuntó. 
 Acusó que se trata de una venganza política del síndico municipal Pablo Anica Valentín, y del diputado federal del PRI, Carlos Sarabia Camacho, "porque no entregué la presidencia municipal al primero", precisó. La alcaldesa de San Juan Bautista Lo de Soto, municipio de dos mil 400 habitantes, a un paso de la línea limítrofe con el estado de Guerrero, dijo que la Secretaria de Finanzas se niega a entregar recursos de los Ramos 28 y 33 que equivales a más de dos millones de pesos, y que corresponden a cinco meses. 
 Hizo notar que la Comisión Federal de Electricidad ha cortado en cuatro ocasiones el suministro del alumbrado público, "porque en cinco meses no hemos pagado un acumulado de más de 150 mil pesos". "Me duele profundamente que por esta venganza política estén desertando nuestros policías municipales. De los diez, tres renunciaron porque no les pagamos", aclaró. Samantha, de 30 años de edad, reiteró que no obstante este problema, derivado de una a venganza del síndico y el diputado federal, "no voy a claudicar". 
 La alcaldesa dijo que hace un mes que despacha en el palacio municipal, pero sin recursos para la operatividad de la presidencia. Samantha ganó la elección municipal con 489 votos, 19 más que los obtenidos por Yuridia Osbelia Alberto González, de la coalición PAN-PRD, quien se sumó a su gobierno. 
 OFENSIVOS REZAGOS 
A 125 años de su fundación, este municipio distante a 453 kilómetros de la capital oaxaqueña y a 75 metros sobre el nivel del mar, cuenta con red de agua potable, pero es completamente obsoleta. 
Dispone de una tubería para aguas jabonosas. Carece de drenaje y el 50 por ciento de sus ocho barrios carece de alumbrado de electrificación. Dispone de un Centro de Salud, pero enfrenta un permanente desabasto de medicamentos.