17 may. 2017

Detienen al primer sospechoso de crimen en carretera México-Puebla


Un grupo de ocho hombres armados obliga a una familia a bajar de su coche a la mitad de la carretera México-Puebla, una de las más transitadas del país. Viola a la madre y a su hija de 14 años. 
Asesinan a quemarropa a un bebé de dos años. Desaparecen en una furgoneta en medio de la noche. El primer imputado por el crimen que conmocionó a México ha sido detenido, ha informado este miércoles la Comisión Nacional de Seguridad (CNS). Orlando N. El Chivo, de 37 años, ha sido señalado como miembro de un grupo criminal dedicado al robo de transportistas, la principal línea de investigación del caso.
El vocero de la CNS, Renato Sales, ha dicho en conferencia de prensa que el arresto fue posible gracias a una denuncia anónima y a la intervención de la Policía Federal, que no necesitó lanzar un solo disparo para realizarlo. 
El Chivo portaba una escuadra calibre 45 y una bolsa con drogas sintéticas y fue detenido en la tarde del martes. Los hechos se produjeron el pasado 2 de mayo cerca del peaje de San Martín Texmelucan, la base de operaciones de la supuesta banda delictiva. Sales no ha dado más detalles sobre el grupo criminal ni ha confirmado que el ultraje contra la familia esté vinculado con el robo de combustible, como se apuntó en un primer momento. 
El Chivo fue consignado a la delegación en Puebla de la Procuraduría (Fiscalía) Federal de la República. Las investigaciones de gabinete y campo para seguir el rastro de los otros siete hombres.