25 may. 2017

Grave, la inseguridad en la Costa de Oaxaca


La violencia que se vive en la zona costera de la entidad, por donde se trafican seres humanos, drogas y armas es grave; sin embargo, las autoridades estatales no hacen nada para proteger a la población, afirmó el ex presidente municipal de Santiago Pinotepa Nacional, Tomás Basaldú Gutiérrez. 
 “Antes se hablaba de la grave inseguridad que se vivía en el Istmo de Tehuantepec y la Cuenca del Papaloapan, pero últimamente la situación en la Costa se ha tornado muy grave, particularmente en Pinotepa Nacional, por la ola de violencia que se ha registrado estos últimos meses”.

Autoridades, rebasadas 
 El también diputado local manifestó que por ello la fracción parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática (PRD), hizo un exhorto a la Secretaría de Gobernación para pedir su auxilio ante esta situación, porque las autoridades estatales han sido rebasadas por el crimen organizado. “La seguridad pública únicamente la brinda la policía municipal pero con muchas limitaciones, porque es muy tedioso el tema de los exámenes de control de confianza y la certificación de los elementos policiales, lo que impide darles armamento; sólo cuando se dispara mucho la violencia, el estado manda dos o tres días a la policía estatal o de la Agencia Estatal de Investigación (AEI); pero una vez que se van, resurge de nuevo la violencia”.
 Comentó que además, la policía municipal es preventiva de delitos del fuero común y no tiene la capacidad de enfrentar al crimen organizado; “es un tema al que tienen que entrarle los gobiernos federal y estatal, sin duda alguna; el municipio no tiene facultades para adquirir armamento, los trámites se hacen a través de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena)”. Añadió que para esto es necesario que la policía municipal esté certificada, pase los exámenes de control de confianza y tenga los cursos prácticos de capacitación. 
“Ahí es donde se traba el asunto, porque el proceso de certificación es muy lento; cuando fui presidente municipal logré certificar a 20 policías en tres años, te programan un policía, cinco policías, a medio año y otros diez a final de año, muy tedioso; somos una región que está a 9 horas de la capital oaxaqueña, entonces ha sido muy difícil y por eso también nuestra desesperación nos llevó a pedir el auxilio de la Segob”. 
 Burocracia oficial 
 -¿Y ya recibieron una respuesta de la Segob? 
 -Tengo entendido que después del exhorto, el presidente municipal ya se reunió con el secretario de Seguridad Pública y en esta semana se reúne con la policía federal en la capital del estado; pero en el caso del estado, vemos muy poco auxilio en esta materia. 
 Basaldú Gutiérrez manifestó que hace dos meses y medio solicitó al secretario de Seguridad Pública una audiencia para analizar el tema de la violencia en la región con el presidente municipal de Pinotepa Nacional; “pero hasta hace 8 días, después de la presión en México, nos habló por teléfono para decirnos que ya podía recibirnos; así estamos de mal en Oaxaca, donde aparte de enfrentar al crimen organizado, hay que enfrentar la burocracia de las autoridades”.