3 may. 2017

Hay tiburones en Punta Maldonado, pero no permiso para pescarlos


Cuajinicuilapa, Gro. 3 de mayo de 2017 El pescador Benito Bautista González aseguró que todavía han detectado tiburones en aguas profundas de Punta Maldonado (El Faro), municipio de Cuajinicuilapa, pero que ahora no pescan a los escualos porque está prohibido por las autoridades. 
Bautista González relató: “Hay mucho tiburón… le hacen daño a los compañeros, les trozan los trasmallos, les quitan los pescados… tiburón, hay muchos. 
No los pescan porque creo que no hay permiso; nosotros, primero teníamos permiso, ahora ya no”. Recordó que hace años llegaron a pescar y matar una tintorera de 600 kilos, la que media más de tres metros, pero que ahora los pescadores de las dos cooperativas que funcionan en punta Maldonado pescan otras especies y, si acaso, cazón. 

“El tiburón toro que le dicen, el tiburón chato”, precisa. ¿Cuántos metros pueden llegar a medir los que están ahorita?, se le pregunta. Y responde: “No, no hay muy grandes… como de dos metros, dos, tres metros. Maté una tintorera de seiscientos kilos, en ese entonces… estaba como de unos tres metros, cuatro metros… grande… la tintorera esta así (extiende los brazos), grandota”. Y continúa con su relato: “Tintoreras… está la cornuda… y el pez martillo, que le dicen… maté de todo”, presumió, mientras otros pescadores jóvenes lo escuchaban atentos. Resaltó que ya desapareció la antigua cooperativa donde había tiburoneros: “Tiburón grande pescaba yo. 
Cargaba una cimbra, aquí, de la cooperativa… ya, ahorita ya no existe la cooperativa, la que teníamos nosotros era la cooperativa SCL, o sea, que matábamos de todo: guachinango, pargo… los compañeros, pues, yo casi mataba no más tiburón… guachinango, flamenco, blanco, cocinero, sierra… las especies que se nos atraviesan”. 
¿Qué pasó con la cooperativa?, se le pregunta. Responde: “Pues, quién sabe, ya empezaron a desaparecer los compañeros; unos se fueron para el norte, otros murieron, y ya se acabó. 
Ahorita están otros socios”. También admitió que por aquellos años las autoridades competentes (sin precisar quiénes) visitaban a las cooperativas y convencieron a los integrantes que ya no pescaran escualos, que porque la pesca furtiva dañaba el medio ambiente y qué les iba a heredar a sus hijos, a las nuevas generaciones, y los tiburoneros aceptaron ya no matarlos. ¿Y ahorita como se llama esa cooperativa?, se le vuelve a preguntar. 
Dice: “Es la Porvenir Social, creo, hay una cooperativa por allá, aquel lado, la Porvenir, y ésta es la cooperativa Punta Maldonado”. El veterano Benito Bautista dijo que él es originario del municipio de Igualapa, de donde se vino a trabajar como pescador a Punta Maldonado, donde se casó y tiene cuarenta años viviendo del mar y lo que produce. 
Por:Jorge Octavio Vargas/ Diario Alternativo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario