5 may. 2017

No caen lluvias, ni recursos contra el estiaje en Oaxaca


Los 345 millones de pesos anunciados el pasado 7 de abril por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el Gobierno del Estado para enfrentar la sequía que vive la entidad, caen a cuentagotas. A casi un mes del compromiso, la perforación de los pozos en el Istmo de Tehuantepec, una de las acciones más importantes y de mayor gasto público, se encuentran en proceso de licitación. 
A la par, la sequía ha ido avanzando por falta de lluvias. Se encuentra extendida en el 74.7 por ciento de los municipios de Oaxaca. Durante la primer quincena de abril la sequía continuó en el sur y sureste, concentrando en el Istmo de Tehuantepec el 0.33 por ciento de la sequía extrema que afecta México. 

 El Organismo Cuenca Pacífico Sur de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), informó que durante esta semana que concluye se iniciaron estudios geofísicos de los módulos del distrito de riego 019 del Istmo de Tehuantepec para la ubicación de fuentes subterráneas de abasto de agua, mientras que desde el pasado miércoles se inició la perforación de dos pozos profundos en Jalapa del Marquéz, los cuales debido a su tamaño de inversión no les fue requerido ir a un proceso de licitación de obra. 
 De la misma forma se lleva a cabo la distribución de agua en pipa en las zonas urbanas que enfrentan problemas de acceso al vital líquido. Hasta ayer habían distribuidas 23 pipas en 18 municipios. 
 La lana... 
 El 7 de abril, el director general de la Conagua, Roberto Ramírez de la Parra, informó que de los 345 millones de pesos 240 millones fueron programados para el rubro de agua potable y 105 para atender el problema hidroagrícola que afecta a pescadores y agricultores. 
 En la parte urbana se estableció la perforación de 14 pozos profundos y galerías filtrantes para la dotación de agua potable a más de 640 mil habitantes. Gonzalo Bustillos, del Foro Ecológico Juchiteco, señaló que la actuación de la Conagua y del Gobierno del Estado deben ir más allá de los superficial e inmediato ya que no se está atacando el verdadero fondo del problema. “Se están atacando las consecuencias pero no se han visto las causas. 
Nadie ha dicho vamos a reforestar, a recuperar suelos para que tengamos agua. Si seguimos así en muy poco tiempo ningún plan emergente va a ser suficiente para poder dar agua a la población porque simplemente ya no va a haber”, declaró.