30 may. 2017

Se extinguen las chicatanas en Oaxaca; urbanización y cambio climático los culpables


Si hay algún elemento que pueda ser el responsable del encarecimiento de las chicatanas, la reina de la hormiga arriera y actualmente uno de los ingredientes más codiciados en la cocina gourmet, es al crecimiento de la plancha de concreto. 
 El entomólogo del Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional (CIIDIR) Oaxaca, Fernando Arce González, indicó que la escasez es relativa.“El problema es que sale una vez al año, ha aumentado el consumo, por lo tanto la oferta y la demanda aumenta. En el caso de la ciudad se ha reducido bastante los espacios de donde emergían las chicatanas, es por eso que hay pocas y por ello su valor se encarece”, dijo. 

 Las chicatanas son las reinas de las arrieras, éstos insectos surgen con las primeras lluvias, para fecundar. “Es relativo el que haya chicatanas, en Tuxtepec por ejemplo las chicatanas no son colectadas, hay localidades hacia la zona de la Costa en donde sí se consumen. En Valles Centrales es menor su presencia porque casi toda la zona metropolitana está encementada”, declaró. 
 En el mercado 20 de Noviembre, uno de los principales de la capital, conseguir este manjar es casi una proeza. A diferencia de otros insecto utilizados en la cocina tradicional, como los chapulines o gusanos de maguey, las chicatanas sólo son posibles colectarlas en una o dos ocasiones al año, con las primeras lluvias. A mediados de mayo se registraron algunos chubascos pero no fue sino a este fin de semana cuando fue posible notar la presencia de las chicatanas. Floriberta Ruiz, vendedora de chapulines y gusanito de maguey en el mercado, tiene en su puesto dos frasquitos de este manjar. 
Ninguno sobrepasa los 150 gramos y su costo es de 120 y 60 pesos. “Las chicatanas se dan sólo una vez al año y caen en julio o agosto. Ahorita hay pocas chicatanas por son caras; el kilo se vende hasta en mil pesos”, explica. 
 La mujer, quien lleva 22 años en el negocio de la preparación de dichos insectos, afirma sin temor a equivocarse la escases observada en los últimos años guarda una relación muy estrecha con el cambio climático. Tiempo atrás –recuerda- caía el doble de lo actual. “Las lluvias se fueron alejando, espaciando y con ello también las chicatanas”, indica.