12 jun. 2017

El café y el té ayudan a proteger al hígado de fibrosis


Los investigadores aseguran que el consumo habitual de café y té parece tener efectos beneficiosos en la cicatrización del hígado. El consumo moderado de café o té puede ayudar a proteger al hígado de una fibrosis progresiva que derive en una enfermedad hepática avanzada, según un estudio publicado la revista Journal of Hepatology. 
 “En las últimas décadas nos hemos desviado hacia hábitos de vida menos saludables, con más sedentarismo, menos actividad física y peores dietas”, explicó Louise Alferink, una de las autoras de la investigación.
Las enfermedades hepáticas crónicas están relacionadas con hábitos de vida poco saludables que propician la aparición de cirrosis tras una fibrosis progresiva del hígado. 
 Los resultados de un estudio realizado por investigadores de la Erasmus University Medical Center de Rotterdam (Países Bajos) indicaron que el consumo frecuente de café se asoció significativamente con una menor rigidez hepática, es decir, menos cicatrización del hígado independientemente del estilo de vida y las características metabólicas y ambientales. 
 Cuando observaron el rango completo de valores de rigidez hepática, encontraron que tanto el consumo frecuente de café como cualquier consumo de té, incluso en pequeñas cantidades, se asociaba significativamente con menores valores de rigidez hepática. 
 Los investigadores aseguran que el consumo habitual de café y té parece tener efectos beneficiosos sobre la prevención de la cicatrización del hígado, incluso antes de que se haya desarrollado una enfermedad hepática. 
 Fuente: derf