12 jun. 2017

Masacre en Acapulco: asesinan a 7 personas, entre ellas dos bebés de 4 meses y un año


La Fiscalía General del Estado de Guerrero informó sobre el asesinato de seis personas, entre ellos dos menores de edad en un ataque registrado en el poblado de San Pedro Cacahuatepec, ubicado en la zona rural de Acapulco. 
 El reporte de los hechos se recibió a las 15:03 horas y en él se indicaba que en la calle La Ceiba había seis personas muertas. El vocero de Seguridad, Roberto Álvarez Heredia, dijo que, de acuerdo con las primeras investigaciones y declaraciones de familiares de los fallecidos, la tarde de este viernes varios hombres armados llegaron a las viviendas y atacaron a los habitantes. 

 Allí se encontraron los cuerpos de una mujer llamada Amalia, el de su bebé de cuatro meses y el de su hijo de 17 años. En el ataque también resultó herida su hija de ocho años, quien fue trasladada a un hospital. Además, en dos casas cercanas murieron Carmen, de 24 años; Agustín, de 65, y Mariana de 45. 
Dos menores de uno y 11 años resultaron heridos y también fueron trasladados para ser atendidos. Sin embargo, el niño más pequeño murió en el hospital, según fuentes policiales.De acuerdo con información proporcionada por los familiares de las víctimas, el ataque fue realizado por integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) El esposo de Amalia, Jaime Javier Gálvez Cristóbal, dijo que él se encontraba en su trabajo, en una huerta del poblado Las Chanecas como recolector de cocos, cuando le avisaron que su casa había sido atacada. Según testimonios, los atacantes pertenecían a la UPOEG e irrumpieron en las casas y quemaron sus pertenencias. “Mi hermana alcanzó a encerrarse, se la abrieron (la casa) y mataron a ella y a su niñito. 
No llegaron buscando hombres, pero con las mujeres, como saben que no se pueden defender”, dijo Victoria, hermana de Amalia. Además, denunció que los atacantes, también irrumpieron en su casa, forzaron la puerta y buscaron entre sus pertenencias el dinero que era de su negocio, además de que tiraron su ropa al suelo y la quemaron. De acuerdo con la mamá de Amalia, una de las mujeres asesinadas, unos días antes del ataque, los policías de la UPOEG se llevaron a su sobrino y este viernes, la familia inició una búsqueda en la zona para encontrar su cuerpo, pues se presumía que lo habían asesinado. 
En el área se encontraron con hombres armados de la misma organización, quienes dispararon al aire para ahuyentar la búsqueda. La señora de inmediato acudió con el comisario del pueblo para informar de la situación, sin embargo, cuando regresó a su domicilio encontró a su familia muerta. “Fueron los comunitarios, esos que están ahí, esos son. 
Ellos siempre andan haciendo de las suyas; agarran uno y lo golpean, agarran a otros y se los llevan, y hacen de las suyas”, dijo. Por su parte, el comisario Cayetano Bello Delgado, dijo que supo que los atacantes fueron los hombres armados de la UPOEG porque los habitantes le informaron y añadió que muchos pobladores no están de acuerdo con la permanencia de los policías. 
 El pasado 8 de marzo, la UPOEG ingresó a Cacahuatepec apoyada por habitantes afines a las empresas gravilleras que explotan el río Papagayo. Irrumpieron en la comunidad portando armas exclusivas del ejercito e intentaron imponer asambleas para que la comunidad aprobara su permanencia.