27 jun. 2017

Mono provoca pánico en la Costa


PUERTO ESCONDIDO, OAX.-  Un mono babuino macho enjaulado en un domicilio de la colonia Arroyo Seco, provocó pánico entre los habitantes luego de que escapó atacó a una niña de 8 años de edad. El temor se generó al ser un animal poco conocido, aparentemente agresivo y por su apariencia. Vecinos se resguardaron en sus domicilios cuando el animal empezó a correr entre las calles y agredió a la niña, quien ahora sufre un cuadro fuerte infeccioso y ya ha sido intervenida quirúrgicamente. 
Con anterioridad se le había dado aviso a Profeca, pero no tomaron cartas en el asunto. Julia Cruz López, dueña del predio, admitió que en su vivienda estaban dos animales exóticos de la misma especie, macho y hembra.
Relató que hace tiempo le dio asilo a un extranjero estadounidense, Henrry Pietteel, quien le solicitó si podía tener unos “changuitos”, por lo que no previó ningún problema y aceptó. Sin embargo, se llevó la sorpresa de que en realidad no eran “changuitos” sino unos babuinos hembra y macho. 
 Explicó que estos monos pertenecen a la familia de los simios y los mandriles, por lo que ahora el extranjero es conocido como el dueño de los mandriles. No obstante, empezaron los problemas a partir del primer día que llegó a vivir con sus mascotas, ya que no tenía jaulas con la seguridad adecuada. Detalló que en varias ocasiones la hembra se escapó y aunque no causaba daños a la población, si asustaba a todo mundo, por lo que pedían apoyo a Protección Civil para recapturarlo. En esta ocasión el babuino macho logró escapar, por lo que tanto Protección Civil estatal y municipal se movilizó para atraparlo lo más pronto posible, ya que al parecer este ejemplar es más agresivo que la hembra. Justo entonces, una señora transitaba en su motoneta acompañada de su nieta. 
El macho las atacó lográndolas derribar y enseguida mordió a la niña en uno de sus brazos. La señora Julia abundó que desde hace semanas el extranjero ya no vive en su casa y por tener un problema fuerte de alcoholismo se desentendió de los babuinos. Ante esta situación, pidió ayuda y días antes, las hembra fue trasladada por expertos de la Universidad del Mar. 
 Posteriormente, el pasado 11 de abril, ella acudió personalmente a la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente delegación Oaxaca a solicitarles el traslado inmediato del ejemplar macho. Indicó que recibió un trato amable y le aseguraron que irían por el animal, lo que nunca ocurrió, Abundó que finalmente se escapó, como era de esperarse y atacó a la niña, en tanto, la Profepa hasta el momento no ha dado la cara.