2 jun. 2017

Mueren recién nacidos por falta de medicinas y pediatras en Jamiltepec


SANTIAGO JAMILTEPEC, OAX. Por falta de medicinas, de especialistas y de equipo médico, dos niños recién nacidos de origen afromexicano de la comunidad de la Tuza, murieron en las instalaciones del Hospital de Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS-PROSPERA) de esta población, denunciaron sus padres al salir de dicho centro hospitalario. 
 Danidia Vargas Silva de 32 años acompañada de su esposo Cornelio Sánchez López alzaron la voz al denunciar que sus hijos (gemelos) murieron por falta de medicamentos y de un pediatra que atendieran a sus primeros hijos, piden a las autoridades estatales y federales poner atención a este hospital que en el pasado tenía como frase Amigo del Niño y de la Madre.
“Al momento de nacer uno de mis hijos estaba mal de los pulmones, por eso me pidieron un medicamento llamado surfactante pulmonar, ya que el hospital no lo tiene y cuesta muy caro. Juntamos el dinero para poder comprarlo, pero al tener el dinero nos dieron la mala noticia que ya habían muerto”, narra Cornelio el padre de los gemelos. 
 La joven madre Danidia Vargas con lágrimas en los ojos y un pañuelo en la cabeza narra: “El personal médico del hospital y del área debieron tomar medidas preventivas y de aislamiento en el hospital, pero no lo hicieron. La incubadora no sirve, no tienen ventilación, no son adecuadas para un caso de emergencia. Desde mi cama escuchaba como discutían las enfermeras con los doctores pasantes, así entre podían y no podían, mi niño murió. 
Se echaban la culpa uno con el otro”.Entrevistados poco antes de partir a La Tuza una comunidad asentada a la orilla del mar, la pareja aprovechó el medio para solicitar a las autoridades del IMSS dotar de mayores recursos a estos hospitales, para que la historia ya no se repita. La afectada narra su llegada a este hospital y el martirio que sufrió durante más de 40 días internada. 
“Llegue con anemia muy alta y una infección, me metieron a urgencias y los ginecólogos pidieron un traslado a otro hospital de especialidades, pero siempre se me negó. Al principio no había doctores y camas. El medicamento que me dieron me ocasionó preclamsia, estuve durante quince días con el mimo medicamento”. “Me pusieron sangre, combatieron la anemia pero la infección continuó. 
Les decía que buscaran un hospital para que me trasladaran, me dejaron de poner medicamentos. Después de 40 días llegó la dilatación, me hacen la cesárea. Me informaron las enfermeras que uno de mis niños murió. No entiendo porque los dos, al segundo lo escuche llorar normalmente”. 
 El hospital del IMSS de Jamiltepec ha atendido a lo largo de 37 años a varios municipios de esta microrregión donde cada vez aumenta el número de población y por lo tanto la demanda de recursos financieros, humanos y materiales para poder ser frente a los casos de niños recién nacidos. No es el primer caso que se registra por falta de un especialista. Muchos de ellos son familias de escasos recursos y son indígenas mixtecos, tacuates, chatinos, amuzgos y afromexicanos. 
 Pesar que la ley afirme que toda persona tiene derecho a la protección de la salud. La ley define las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud y establece la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de salubridad general, conforme a lo que dispone la fracción XVI del artículo 73 de esta Constitución, aquí esto cada vez está más lejos de cumplirse.