16 jun. 2017

Provocan tormentas escasez de productos en Central de Abasto de Oaxaca


Ante el paso de las tormentas Beatriz y Calvin en Oaxaca, los comerciantes del Mercado de Abasto, comenzaron a sufdrir escasez de productos, especialmente de frutas como papaya y mango, que proceden del Istmo y la Costa. 
 Lo anterior, debido a los más de 30 puntos carreteros que quedaron colapsados y que dejaron a una decena de municipios incomunicados.Félix Zárate, comerciante de la central de abasto, después de comprar 3 toneladas de papaya cada 15 o 20 días, ahora, si acaso, logra obtener sólo una. 

 Se eleva el precio 
 No sólo sufren desabasto expresó, sino que el precio de este producto se incrementó más 200%, ya que la tonelada de papaya la compraban en 3 mil pesos, ahora alcanza los 8 mil pesos. El precio del mango del Istmo de Tehuantepec también se elevó 20 por ciento; es decir, la caja de 20 kilos costaba 200 pesos y ahora cuesta 250. 
De igual manera, la compra en toneladas disminuyó de tres a una. A demás subrayó que con las lluvias 70% del la producción de mango se echó a perder, pues este producto es sensible ante las aguas y aparte de que los terrenos de estas cosechas se inundaron es difícil rescatar la mayoría de la producción.  
Cosechas inundadas 
 Félix Zárate, explicó que la mayoría de sus productos los trae del municipio de Rio Grande la principal población de la costa de Oaxaca que pertenece a la Villa de Tututepec y colinda con la carretera 200 de Pinotepa Nacional una de las vías que resultaron dañadas por los fenómenos naturales. 
 Como estos productos hay más entre ellos el plátano, el limón la sandia entre otros que tiene que ser sacados de las huertas con tractores para poder trasbordados en camiones tipo torton lo cual incrementa el precio del flete.