14 jul. 2017

Hospital de la Niñez de Oaxaca, arrastra déficit de 300 mdp


Además de los 102 millones de pesos que el Hospital de la Niñez Oaxaqueña, Guillermo Zárate Mijangos, requiere para liquidar sus pasivos financieros, para el secretario de Salud de Oaxaca, Celestino Alonso Álvarez, se requieren otros 200 millones de pesos más para que concluya este ejercicio en condiciones adecuadas, "recursos que no se tienen". 
 Asegura que si firmará el convenio con el Seguro Popular, pero éste sólo permitirá disponer de 10 millones de pesos, los cuales no alcanzarán para solucionar la problemática de ese nosocomio pediátrico, ya que “el problema de fondo va a requerir 5 o 6 meses para solucionarlo”. “Yo distingo dos etapas, primero ponerlo en operación, lo que nos va a llevar 5 o 6 días si no tenemos ningún problema en abrir una clave y, la segunda etapa, operar en la reingeniería aplicada que nos tomará 5 o 6 meses”. 

 E insiste: 
“El Hospital de la Niñez tiene que ser reestructurado a fondo, porque al ser un organismo público descentralizado no tiene un presupuesto y los equipamientos deben ser financiados por los Servicios de Salud de Oaxaca o algún convenio con el Seguro Popular”. 
 Seguro Popular Precisó que este convenio ayuda, “pero tampoco cubre las necesidades del hospital y no es un dinero que se entrega y ahí se comprueba”, sino que de manera anticipada comprobar la atención que se ha dado “y se está en esa fase de comprobación” que va a tardar “unos ocho días”, pero sólo es “una ayuda” que se puede aplicar a los medicamentos, “lo prioritario”. 
 Desde su punto de vista el diagnóstico es claro: “Hay que meter mucho orden en la administración y controles. El gobierno del estado no tiene ninguna deuda, el propio hospital ha generado pasivos, también hay que impulsar la productividad”. 
A la par, otro de puntos que ha minado la operación del único hospital pediátrico en Oaxaca es la falta de regularización del marco jurídico. 
 “No se puede desaparecer el OPD y el mismo día integrarse a los Servicios de Salud de Oaxaca, previamente debe haber un dictamen de la propia secretaría, un registro con su clave en la Secretaría de Hacienda, una evaluación de costo beneficio del hospital y que en el Presupuesto de Egresos de la Federación se incorporen recursos para que pueda operar”, lo que llevaría por lo menos 5 meses, período que se desfasa con la fecha en que el Ejecutivo Federal presenta su anteproyecto de Ley de Egresos al Congreso de la Unión.