15 jul. 2017

Policías dispersan a maestros de Oaxaca con gas lacrimógeno


Agentes antimotines de la Policía Estatal (PE) dispersaron ayer al mediodía con gases lacrimógenos a profesores de la Sección 22 del SNTE, que habían llegado a manifestarse a unos metros del cerco de seguridad instalado en la Carretera al Cerro del Fortín, ante la agresión con una piedra de un supuesto infiltrado. 
 Los docentes, salieron en marcha frente a las oficinas del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), sobre la Carretera Internacional 190 Cristóbal Colón, prosiguieron sobre la calzada Héroes de Chapultepec, pero en vez de tomar avenida Juárez para llegar al Centro Histórico, siguieron sobre esa vía hasta los alrededores del Cerro del Fortín.

En las inmediaciones del cerco de seguridad, ubicado en el cruce de la Carretera al Cerro del Fortín y la calle Neptuno, el Comité Ejecutivo de la Sección 22 del SNTE, encabezado por el secretario general, Eloy López Hernández, pretendía realizar un mitin para rechazar la celebración de la Guelaguetza, organizada por el gobierno estatal, pero un grupo de cinco o seis hombres encaró a los policías e incluso, pretendió derribar las vallas a jalones y patadas. 
 Aunque, uno de ellos, vestido con playera verde y pantalón militar camuflado, también aventó una piedra al contingente policial.Como consecuencia, los agentes antimotines lanzaron gases lacrimógenos para dispersar a los agresores y profesores. Por las indicaciones de algunos miembros de la dirigencia de la gremial, los manifestantes no respondieron y se replegaron a un lugar seguro. “No caigan, tranquilos compañeros”, gritó uno de ellos. 
 Varios de los profesores, resultaron intoxicados y hasta dos menores de edad que transitaban por la calzada Héroes de Chapultepec, acompañados aparentemente de su madre. Ante esto, los afectados se lavaron la cara con refresco de cola y agua, para tratar de contrarrestar los efectos del gas lacrimógeno. 
 Después del suceso, el hombre que lanzó la piedra no pudo ser localizado, aunque algunos profesores reportaron que se encaminó hacia el cerco de seguridad. El secretario general de la Sección 22 del SNTE, Eloy López Hernández se deslindó después de los hechos y atribuyó la responsabilidad a un grupo de infiltrados. “Fueron cinco que no eran de las filas de este magisterio, que hicieron su trabajo”, afirmó. 
 Afortunadamente –subrayó–, las bases de la gremial son sabias porque no respondieron a la provocación, pues los infiltrados “después de alborotar, se integraron a las filas de los policías”. “Este movimiento siempre ha sido ordenado y disciplinado”, señaló. Posteriormente, la marcha continuó por la calle Crespo y avenida Independencia, para terminar en el zócalo.