28 mar. 2018

Gana joven de Oaxaca Premio Gran Angular de literatura, prepara una segunda novela


En noviembre del 2017 Jorge Iván Aragón Iriarte se convirtió en uno de los escritores más jóvenes en obtener el galardón “Gran Angular de México” durante la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. 
 Han pasado cuatro meses y la obra literaria del estudiante de tercer semestre de la licenciatura en Relaciones Internacionales, en la Universidad José Vasconcelos, no ha sido mencionado por alguna autoridad de Oaxaca.El premio que recibí pasó para las autoridades desapercibido, mejor hay unas organizaciones de la literatura y un antropólogo que quiere organizar algo ahí en el pueblo pero de las autoridades nada,” refirió al tiempo que hizo mención de un reconocimiento por parte de su universidad. 

Originario de la Villa de Zaachila, el autor de la obra “Kodiak bear” recibió el premio más importante de la literatura juvenil de manos de Juan Villoro luego de concursar con los títulos de 150 novelas más. Además del título y un premio en efectivo para el oaxaqueño, la mejor condecoración fue obtener la publicación de su obra de ciencia ficción con trama social: “se trata de un chico con depresión que trata de encontrar su misma persona, su misión en el planeta, pero de ahí empiezan a surgir problemas y la trama se convierte en ciencia ficción social”. 
A través de la editorial SM una de las casas más importantes en México, el manuscrito del oaxaqueño dio un salto de formato digital a una edición impresa que ahora se puede encontrar en librerías de renombre como Gandhi, Porrúa, el Sótano, Péndulo y próximamente en la Proveedora Escolar a partir del 20 de abril. 
 En un escenario donde el joven escritor no hubiera ganado el galardón, el panorama se volvería desalentador: “he platicado con algunos escritores que lo primero que hacen cuando reciben manuscritos de escritores que no son conocidos es a la basura, ni siquiera leen el título,” dijo. La única salida, cuenta el primerizo autor, para el nuevo talento son las redes sociales y organizaciones no gubernamentales en pro de la literatura. 
Las 124 cuartillas que integran “Kodiak Bear” tardaron más de cinco meses en ser escritas, en ese tiempo Aragón Iriarte confirmó lo que en plática con otros escritores se rumoraba; que el primer obstáculo son la falta de lectores, “y apoyo de parte del gobierno, ahí no puedes buscar nada y hacerlo por tu cuenta por asociaciones o alguna organización que sea dedicada a la literatura”. 
Como segundo hijo de una familia de cinco integrantes Jorge Iván Aragón Iriarte tomó fuerza de sus padres y dos hermanas “nunca me reprocharon de por qué hago esto, porque vieron que tenía algo que compartir,” aseguró. 
 Antes del 30 de abril pretende culminar su segunda novela y para ello no descarta suspender sus estudios aún cuando está a poco más de 12 meses de culminar la carrera.