31 mar. 2018

Sección 22 rechaza cambio de hora en 417 municipios de Oaxaca


El próximo domingo inicia el Horario de Verano, que tiene por propósito fundamental aprovechar mejor la luz natural, que en Oaxaca rechaza el 73.15 por ciento de los 570 municipios desde 1996, año de su instrumentación. La medida no se aceptó, sobre todo, en los municipios que se rigen por usos y costumbres, de los cuales 417 ayuntamientos tomaron la decisión de no aplicarla y continuar con sus actividades con el denominado "horario de dios".
 La decisión fue apoyada por la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que por su parte tampoco aplica la medida en 13 mil escuelas de nivel básico.
Sin embargo, de acuerdo a la Secretaría de Energía (Sener), durante el 2017, el Horario de Verano generó un ahorro económico de aproximadamente mil 332 millones de pesos, con base a un costo medio de la energía eléctrica de 1.48 pesos por kilovatio-hora (kWh). 
 A través de un comunicado dio a conocer que el ahorro que se estimaba alcanzar en energía ese año con el Horario de Verano era de 899.754 Gigavatio-hora (GWh), de donde 888.339 GWh corresponden a nivel nacional del periodo del 2 de abril a octubre. En tanto, 11.415 GWh corresponde a los 33 municipios de la franja fronteriza norte del periodo marzo-noviembre. 
 Ahorro de energía 
 Por su parte, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) sostiene que el objetivo principal de la implementación del Horario de Verano es ahorrar energía eléctrica haciendo un mejor uso de la luz natural. 
 Durante los meses de verano, sobretodo en las regiones y países más alejados del Ecuador, hay una acentuada diferencia entre las horas de sol y las noches, debido a la inclinación de la Tierra. Es decir, amanece más temprano y el sol se oculta más tarde. El Horario de Verano consiste en adelantar una hora los relojes para modificar la hora de encendido de la luz en los intervalos en los que se muestra una variación en el consumo de energía. 
 Estas diferencias son mayores en las mañanas de las 5:00 a las 8:00 horas, y en la tarde-noche de las 17:00 a las 24:00 horas. Al desplazarse la demanda debido a este cambio de horario, se deja de consumir energía eléctrica y, por consiguiente, disminuye la quema de combustibles. 
 Precisa que además de los beneficios económicos que representan los horarios estacionales, es importante adoptar todas las medidas posibles para racionalizar el uso de la energía y contribuir a reducir la vulnerabilidad de la población y los ecosistemas del país frente a los efectos adversos del cambio climático, con acciones de mitigación, como el Horario de Verano.
http://www.nvinoticias.com/nota/88861/seccion-22-rechaza-cambio-de-hora-en-417-municipios-de-oaxaca