16 abr. 2018

Insisten en reconocimiento de los pueblos negros de Oaxaca


Si el Estado mexicano, verdaderamente quiere saldar su deuda histórica con el pueblo negro necesita hacer su reconocimiento constitucional, estadístico y en la historia, afirmó la coordinadora de la Comisión de Educación del Colectivo África, Angustia Torres Díaz. La activista sostuvo que esa deuda se necesita saldarla de manera digna “y no con plaquitas, monumentos o actos de simulación”, pues solamente “sirven para rendimiento de pleitesía y la circulación de imágenes en las redes sociales”. 

Subrayó que registro estadístico constituye el primer filtro oficial para lograr el reconocimiento constitucional, pues nadie puede legislar o generar políticas públicas para un pueblo jurídicamente inexistente. “Y los negros somos un pueblo, en virtud de que tenemos una cultura propia que la hace diferenciada de otras culturas, tenemos y vivimos en un territorio establecido y desde mucho tiempo, hemos ejercido normatividades que regulan nuestro accionar en comunidad”, asentó. 
 A raíz del Foro Afromexicanos del 2007 –anotó–, se hizo el contacto con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) para entablar los primeros diálogos, con miras a incluir una pregunta para el pueblo negro en el censo del 2010, pero después de varias reuniones, comunica que no era viable en virtud a las pruebas pilotos realizadas, pues los encuestados no habían entendido la pregunta porque usaron el término afrodescendiente. 
 Ante esto, subrayó que toma la batuta el Programa Universitario México Nación Multicultural, quien con el apoyo del colectivo África y Púrpura, realiza una encuesta piloto en 22 comunidades negras. “Antes del 2015, se realiza una muestra en la población afrodescendiente dicen ellos y el INEGI al mostrar los resultados concluye que la población se reconoce en mayor medida cuando la pregunta inicia con la palabra negro”, señaló. 
 Mencionó que el Inegi efectuó posteriormente la Encuesta Intercensal 2015, donde se contabilizó a un millón 400 mil negros en el país, pero con graves errores en sus resultados e implicaciones discriminatorias, principalmente por la imposición de la palabra afrodescendiente. 
 Para esto, destacó que el Programa Universitario México Nación Multicultural de la UNAM, junto con África y Púrpura, realizó el coloquio “¿Cómo queremos llamarnos?”, con la finalidad de revertir o más bien, resarcir lo realizado por INEGI y así en el censo de 2020, se obtengan números adecuados a la realidad estadística del pueblo negro. 
 “Al entregar los resultados al director del Inegi, Julio Alfonso Santaella Castell, se expone que al no contemplar todas las autoadscripciones, conllevó a un sub-registro de la diversidad sociocultural del país y se le presenta el catálogo básico de autodenominaciones resultados del coloquio, destacando negro, moreno, negros mascogos, afromestizos, cocho, costeño, entre otros”, indicó. 
 Torres Díaz dijo que el pueblo negro quiere estar en el Censo 2020, pero con respeto a las autoadscripciones reconocidas y no con “términos o categorías académicas o institucionales impuestas por intereses políticos”.