21 may. 2018

Contrata Gobierno de Oaxaca nueva deuda por $200 millones


La deuda pública de Oaxaca sigue creciendo. En el primer trimestre de este año, el Gobierno del Estado contrajo un crédito por 200 millones de pesos con la banca privada, de acuerdo con el último reporte de deuda pública y obligaciones de pago, presentado por la Secretaría de Finanzas. 
 Este nuevo pasivo fue clasificado como deuda de corto plazo, toda vez que debe ser liquidada antes del 13 de marzo de 2019, justo un año después de la fecha de contratación. “Para pago de Mipymes derivado de bienes, servicios y obra pública, a través de cadena productiva”, expone este documento respecto al destino de este crédito. La administración estatal contrajo este préstamo con Arrendadora Factor Banorte S. A. de C. V. SOFOM E. R., el cual fue definido como “factoraje financiero”, respecto al tipo de obligación financiera.

 La fuente y mecánica de pago no fue especificada por la Secretaría de Finanzas. Con este contrato -firmado el 13 de marzo- suman dos las obligaciones de pago de este tipo que tiene contratado el Gobierno estatal con Banorte, el primero fue contratado el 28 de febrero de 2017, por 400 millones de pesos, de los cuales amortizó durante los primeros tres meses de este año, 34 millones 653 millones de pesos. 
 En ese entonces, Finanzas señaló el mismo destino del dinero que en el crédito de marzo de 2018. Suman $2 mil 650 millones De acuerdo con este último informe de deuda del Gobierno del Estado, al 30 de marzo de 2018, los créditos a corto plazo suman 2 mil 650 millones de pesos. Aunque, este informe oficial solo reconoce un saldo por mil 067 millones 656 mil 321 pesos. 
 Entre febrero y diciembre de este año, el Gobierno de Oaxaca debe liquidar cinco de estos seis créditos a corto plazo. Finanzas informó que tan solo en el primer trimestre de 2018 amortizó más de 893 millones de pesos, y gastó otros 37 millones 468 mil 827 pesos en intereses. 
 Durante el año pasado, la administración estatal contrató cuatro créditos a corto plazo, que ascienden a más de 2 mil millones de pesos, para solventar sus costos de operación. “Para cubrir insuficiencia de liquidez de carácter temporal”, argumentó en todos estos casos. 
 Estos préstamos fueron contratados con los bancos: Santander, Scotiabank, Multiva e Interacciones. Y más de 14 mmdp A este monto de pasivos a corto plazo, se suman los 14 mil 930 millones 247 mil 922 pesos que corresponden a la deuda de largo plazo.
 Este monto comprende los “créditos bono cupón cero” y la deuda directa estatal. En el primero, los préstamos fueron utilizados para el financiamientos de varios procesos de reconstrucción tras desastres naturales ocurridos entre 2010 y 2017.