25 may. 2018

EN ZIPOLITE INSTALARÁN UNA GASOLINERA


Habitantes de Zipolite, inconformes por la construcción de una gasolinera en ese destino de playa, pidieron a las autoridades se informe a través de los mecanismos indicados para realizar la obra, debido a que podría ser riesgoso para la población, así como para el ecosistema; en reunión, entre autoridades municipales y una parte del grueso de los habitantes aceptaron la construcción, sin embargo, persiste el desacuerdo.
 La inconformidad es que se presentaría amenaza para los ecosistemas y pone en riesgo a la sociedad y seguridad de los habitantes.
En cuanto comenzó a correr la información de la construcción de la gasolinera, en redes sociales, habitantes de Zipolite comenzaron a manifestarse y pidieron la intervención de las autoridades municipales y los representantes comunales de ese destino de playa para que expliquen en qué consiste dicho proyecto y si cuentan con los estudios establecidos por las dependencias que tienen que ver con el medio ambiente. Se conoce que la construcción se tiene prevista a un costado de la calle principal, en la colonia Los Mangos de la agencia municipal de Zipolite, sin embargo, no han realizado consulta alguna con los pobladores. 
 Afectaciones a pozos y mantos acuíferos
 En la denuncia circulada en redes sociales; los pobladores manifiestan que en el lugar existe un pozo que nutre a la colonia Los Mangos, y al construirse dicha abastecedora de combustible en el lugar el manantial se contaminaría, debido a que el combustible se filtra por el subsuelo y pone en riesgo el manto acuífero que beneficia a los pobladores. 
 De acuerdo a los manifestantes, el “suelo es muy endeble y siempre somos objetos de desastres naturales, una gasolinera pondría en una situación de peligro a los veneros de agua que en época de lluvia alimentan el mangle y van directo al mar”, mencionan en un comunicado. Pues de acuerdo a los inconformes, a unos 400 metros de donde se construirá la gasolinera se encuentra un manglar que debe ser preservado bajo el reglamento de la Norma Oficial Mexicana-22-SEMARNAT-2013.
 En la denuncia, los manifestantes mencionan otras condicionantes como situaciones no previstas como el caso de inundaciones, huracanes, movimientos telúricos, entre otros; así como la existencia de un Jardín de Niños y la Escuela Primaria ubicados en la cercanía y se pondría en riesgo a los infantes. A pesar de no ser consultados sobre el tema, los manifestantes piensan en los riesgos que la instalación de la gasolinera podría traer por la mala planeación que pueda afectar los ecosistemas. 
 En el 2013, rechazaron la gasolinera En la denuncia, los vecinos de Zipolite recuerdan que hace cinco años lograron que una gasolinera no se estableciera en la población; “en el año 2013, en la Asamblea General de Zipolite, se decidió por unanimidad la no construcción de la gasolinera, levantándose el acta de dicho acuerdo en la Agencia Municipal, a través de la agente municipal Tomasa Jarquín. Esto es de suma importancia como antecedente, por lo cual, en definitiva, no se puede tomar la decisión sin convocar a una Asamblea General ya que Zipolite se rige por medio del Sistema de Usos y Costumbres”, se lee. 
 De acuerdo con el regidor de obras, Heriberto Jacinto Juárez, la gasolinera es un proyecto que se retomó por segunda ocasión con el empresario gasolinero Osvaldo Manzano. 
En asamblea, pocos habitantes deciden en la construcción de la gasolinera 
 El pasado domingo, autoridades municipales, auxiliares y representantes del órgano comunal de Zipolite sostuvieron una reunión con la población para ponerse de acuerdo para la construcción de la gasolinera en esa comunidad; sin embargo, a dicha asamblea únicamente llegaron 150 personas de más de mil quinientas existentes. 
 “La convocatoria a la reunión fue amañada, no nos dijeron que se iba a votar, no acudió la población en general; solo los allegados a la autoridad de la agencia municipal”, manifestaron. 
En la consulta realizada, solo unas 120 personas votaron a favor de la construcción debido a que traería mejoras para la comunidad; además de empleo y proyección turística. Los manifestantes exigen que se realice proyectos de impacto ambiental y se demuestre que no haya afectaciones y riesgos en la población.