11 jun. 2018

Liberan a presunto homicida de Puerto Escondido, Oaxaca


Por la falta de pruebas, Jesús P.R. fue liberado en el juzgado de control de Puerto Escondido tras ser detenido como presunto responsable de la muerte de una mujer que era dueña de una marisquería. 
 La resolución fue dictada ayer al vencer el término constitucional en contra de Jesús, a quien se le acusó del delito de homicidio, pero en la audiencia el juez consideró que no existían las pruebas y por lo cual quedó en libertad. Según el informe de la policía, la detención de Jesús P. R. fue realizada por elementos de la corporación policìaca al montar un dispositivo de seguridad en la zona de Puerto Escondido y procedieron a la detenciòn de Jesús por contar con el mandato judicial 79/2018 por el delito de homicidio cometido en agravio de la comerciante, Elizabeth S.A.. De acuerdo con la causa penal, los hechos ocurrieron a las siete de la mañana del pasado 18 de enero del 2018 cuando la mujer arribó a su negocio de venta de mariscos que se ubica en el kilómetro 143 de la carretera costera número 200 en la entrada a la colonia Santa María en Santa María Colotepec. 

 La mujer, originaria y vecina de Barra de Colotepec arribó al lugar, donde procedió a abrir su negocio de venta de mariscos, conocido como Las Brisas. Pero de pronto, presuntamente Jesús arribó al lugar, donde la atacó a balazos, dejándola lesionada. La mujer fue auxiliada por personal de socorro y trasladada al hospital de Puerto Escondido, donde le brindaron los primeros auxilios. 
 Pero debido a las lesiones que sufrió, la dama dejó de existir y del caso tomó conocimiento la autoridad ministerial. Durante las diligencias, los elementos policíacos establecieron que el presunto responsable fue Jesús P., por lo cual se libró la orden de aprehensión en su contra y fue detenido, quedando internado en la cárcel municipal y a disposición del juez de control de Puerto Escondido. 
 Cabe hacer mención que en un principio se dijo que el presunto responsable fue su ex esposo. Al vencer el término constitucional, Jesús quedó en libertad, por lo cual el caso sigue impune.