26 jun. 2018

ONU: Producción mundial de opio y cocaína alcanza récord histórico


La producción y el mercado mundial de opio y cocaína se encuentran en máximos históricos, los estupefacientes sintéticos se expanden y los fallecimientos por consumo de drogas aumentan, alertó Naciones Unidas en su Informe Mundial sobre Drogas. “Si tuviera que describir el informe de este año, lo haría como el de los récords: tenemos una producción en máximos de opio y cocaína”, explicó en Viena a Efe Angela Me, coordinadora del informe y jefa de estadísticas de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onudd). 
 “Desde que hemos empezado a monitorear la situación, nunca hemos visto un nivel así de producción”, agregó Me sobre un panorama que calificó de “cada vez más complejo”.
“Las drogas tradicionales, como la heroína y cocaína, han vuelto. Pero además hubo intervenciones récords de sustancias sintéticas”, recordó Me. La experta explicó que para calcular la producción de drogas sintéticas no se utilizan los mismos métodos que con las derivadas de plantas, como la cocaína, y que la intervención de precursores químicos o alijos son un indicio del tamaño de ese mercado.
 “El hecho de que veamos de nuevo incautaciones récords es un indicio de que también el mercado de sustancias sintéticas está expandiéndose”, resumió. La experta reconoció que, teniendo en cuenta estos datos, el informe de este año “apenas tenía buenas noticias”. La producción mundial de cocaína en 2016 alcanzó el nivel más alto jamás registrado, con unas 1, 410 toneladas. Pese a ese récord, los precios de esta droga no bajaron por un aumento del consumo en sus mercados principales: Estados Unidos y Europa. 
 Además, la ONU se mostró especialmente preocupada por la expansión del consumo de cocaína en Asia, un mercado enorme donde esa droga se vende a un precio mayor que en Estados Unidos. “Es preocupante que el mercado esté llegando también a Asia. Asia es un lugar donde la cocaína es algo relativamente nuevo, y también a la hora de aplicar la ley no son tan diestros para reconocerla y atrapar a los traficantes”, explicó Me sobre el mercado asiático. 
 Entre 2016 y 2017, la producción mundial de opio aumentó 65% hasta las 10, 500 toneladas, el registro más alto desde que la ONU comenzó a calcular la producción mundial de opio a comienzos de este siglo. El 90% de esa cantidad procede de Afganistán. 
Que el opio y sus derivados, como la heroína, hayan inundado los mercados ha provocado una aguda caída de los precios de esas drogas. Las drogas más letales son, precisamente, las derivadas del opio, entre ellas la heroína o la morfina, así como sus sucedáneos sintéticos, como el fentanilo, y que en total causan el tres cuartas partes de los fallecimientos. 
 El informe concluye que, actualmente, “los tipos y combinaciones posibles de drogas para los consumidores nunca ha sido tan amplia”. Según el informe de la ONU, unas 450, 000 personas murieron en el mundo en 2015 por el consumo de drogas, 60% más que en el año 2000. 
 Con información de EFE