11 jun. 2018

Preocupa a ONU separación de niños migrantes


La Oficina de Derechos Humanos de la ONU pidió el martes al Gobierno de Donald Trump que "detenga de inmediato" su política de separar a niños migrantes de sus padres después de que las familias crucen la frontera de México con Estados Unidos. La portavoz de la oficina, Ravina Shamdasani, reprochó a Washington su política de "tolerancia cero", en la que algunas familias han sido separadas tras cruzar la frontera. 
 "Los niños nunca deben ser detenidos por motivos relacionados con su estado migratorio o el de sus padres. La detención nunca va en el mejor interés del menor y siempre supone una violación de los derechos de la infancia", afirmó la Oficina en un comunicado. 

 La práctica de separar familias supone una interferencia arbitraria e ilícita en la vida familiar, señaló Shamdasani en una sesión informativa de la ONU, afirmando que se trata de una grave violación de los derechos de los menores. 
 Shamdasani, explicó que el uso de la detención de inmigrantes y la separación de la familia como elemento disuasorio es contrario a las normas y principios de derechos humanos. 
 Subrayó que en tanto que los derechos de los niños son generalmente muy apreciados en Estados Unidos, es el único país del mundo que no ha ratificado la Convención sobre los Derechos del Niño, y en este sentido, exhortó al Gobierno de Washington a que se ratifique el tratado y a que respete plenamente los derechos de todos los menores. 
 Según autoridades estadounidenses, casi 11 mil niños migrantes están bajo custodia del Gobierno sin sus padres, lo que representa un aumento del 22 por ciento desde el pasado mes de abril, cuando la Administración Trump intensificó el enjuiciamiento de los padres que cruzan la frontera con sus hijos con su política de tolerancia cero.