8 jul. 2018

El presupuesto de los Servicios de Salud de Oaxaca será escaso por un daño en la hacienda pública federal

La Auditoría Superior de la Federación determinó un probable daño a la hacienda pública federal por 304 millones 739 mil 100 pesos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud, de acuerdo al Informe Individual del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2017. 
 El documento establece que las probables recuperaciones se integran por 264 millones 31 mil 500 pesos por no acreditar la aplicación de los recursos del fondo; y 29 millones 252 mil 600 pesos por realizar pagos a 129 personas que no se encontraban laborando y de los que no se proporcionaron las justificaciones de las ausencias. 

 A este importe también se integran 9 millones 406 mil 800 pesos por pagos a personal posterior a su baja y por no presentar la evidencia del reintegro a la cuenta bancaria del fondo; un millón 407 mil 100 pesos por realizar pagos a 12 trabajadores comisionados al sindicato sin autorización y 641 mil 100 pesos por pagos a personal eventual que no contó con los contratos y por pago conceptos no establecidos en los mismos. 
 Asimismo, existen 70 millones 73 mil 100 pesos pesos pendientes por aclarar integrados por 67 millones 492 mil 100 pesos por pagos a trabajadores los cuales no se validaron en el sistema informático y por 2 millones 581 mil pesos por recursos no devengados ni pagados al 31 de diciembre de 2017. 
 El dictamen establece que la ASF revisó una muestra de 3 mil 629 millones 904 mil 100 pesos, que representó el 87.3 por ciento de los 4 mil 159 millones 515 mil 700 pesos transferidos al gobierno del estado de Oaxaca mediante los recursos del Fondode Aportaciones para los Servicios de Salud. 
 Destino de recursos Añade que al 31 de diciembre de 2017, la entidad había pagado un monto de 3 mil 892 millones 903 mil 200 pesos, quedando pendientes de pagar 266 millones 612 mil 500 pesos. Manifiesta que en el ejercicio de los recursos la entidad federativa registró inobservancias a la normativa, principalmente en materia de destino de los recursos, que generaron un probable daño a la Hacienda Pública Federal por un importe de 304 millones 739 millones 100 pesos, que representa el 8.4 por ciento de la muestra auditada, las observaciones determinadas derivaron en las promociones de las acciones correspondientes. 
 Manifiesta que la entidad federativa no dispone de un adecuado sistema de control interno que le permita identificar y atender los riesgos que limitan el cumplimiento de los objetivos del fondo, la observancia de su normativa y el manejo ordenado, eficiente y transparente de los recursos, lo que incidió en las irregularidades determinadas en la auditoría. 
 Además de que se registraron igualmente incumplimientos en las obligaciones de transparencia sobre la gestión del fondo, ya que la entidad federativa no publicó de forma adecuada la información reportada del cuarto trimestre del formato nivel financiero y no publicó la información dentro de los cinco días hábiles posteriores a la entrega de la información de cada trimestre al ejecutivo federal. 
 En conclusión, subraya, el gobierno del estado de Oaxaca, realizó en general, una gestión razonable de los recursos del fondo, excepto por las áreas de oportunidad identificadas para mejorar la eficiencia en el uso de los recursos.