31 jul. 2018

Pueblo negro de Oaxaca ve esperanzas con AMLO


Hoy más que nunca se puede cristalizar el sueño del reconocimiento constitucional del pueblo negro de México, pero es necesario no aflojar el paso, sino al contrario, “pisar más fuerte, para que esas huellas sean más profundas y puedan otros, seguir y acompañar nuestros pasos”, afirmó la activista del colectivo África, Angustia Torres Díaz.
 “Nos asiste un deseo legítimo, de eso no nos queda la menor duda”, asentó. En el Foro por la Conmemoración del Día Internacional de la Mujer Afrolatinoamericana, Afrocaribeña y de la Diáspora, efectuado en Collantes, Pinotepa Nacional, sostuvo que el Estado mexicano se opone totalmente a reconocer y valorar la presencia africana, de su aporte a la cultura y de su aporte a la historia de México. 

 Expuso que esta actitud gubernamental ha originado la ausencia de un marco jurídico donde se reconozcan sus derechos a la identidad y a la diversidad cultural, y como consecuencia, se aplican de políticas públicas no adecuadas a las características y necesidades de sus pueblos, quienes se encuentran en un estado de marginación y vulnerabilidad.
 Explicó que en el caso de Oaxaca, la Secretaría de Asuntos Indígenas, a cargo en ese entonces de Adelfo Regino Montes, convocó al pueblo negro a un foro específico, el 2 de septiembre del 2012, en Santa María Huazolotitlán, dando como resultado una propuesta para una reforma del artículo 16 de la Constitución Política local. Sin embargo, subrayó que la reforma constitucional fue enviada por los diputados a la congeladora, porque no fue analizada ni votada por la 62 ni la 63 Legislatura local. 
 No obstante, mencionó que la llegada Regino Montes a la coordinación de Asuntos Indígenas del gobierno del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, alienta y da esperanzas por su compromiso con el pueblo negro para su reconocimiento constitucional. 
 “El reconocimiento constitucional es impostergable y necesario, hay elementos jurídicos y elementos históricos que fundamentan esta viabilidad”, indicó. Torres Díaz dijo que el Estado Mexicano debe saldar, de una vez por todas, la deuda histórica con el pueblo negro y para esto debe cuando menos, cumplir con tres acciones concretas, reconocimiento estadístico, reconocimiento constitucional y reconocimiento histórico digno, pues de lo contrario, “seguirá simulando”.